Progr. 9-VI-19

Política y Medioambiente – Ley de Glaciares – Medioambiente, ecosistemas y ecología – Prioridad medioambiental: Diálogo con Antonio Elio Brailovsky.-

Progr. 9-VI-19  Audio completo en

https://www.ivoox.com/36866895

Lo escrito, en:

www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0

– – – – – En esta semana es imprescindible hablar del medioambiente, por el día que lo conmemora, y es imposible sustraerse a la publicidad política, referida a las próximas elecciones.  Y si leemos que el medioambiente, también es el ecosistema humano, en donde las relaciones con el medio son creadas artificialmente, no podemos desligar de la política, nada que tenga que ver con el bien común. Y, en la inicial marcha hacia nuestra nave, transitamos el medioambiente urbano y escuchamos noticias que no llegamos a comprender.

Dijo Confucio: Si el gobernante se impone por sus cualidades y mantiene el orden en armonía con las buenas costumbres, el pueblo sentirá vergüenza de actuar mal y avanzará por el camino de la virtud. ¿Se entiende? Si el gobernante actúa como corresponde, luego de un tiempo, el pueblo seguirá su ejemplo. Pero, parece, que las acciones no han sido concretadas, o correctas, porque todo lo que se promete, es el reflejo de lo que no se hizo o se hizo mal. Así escuchamos a un dirigente barrial denunciar las ilegales picadas que se realizan en la costanera, desde hace 30 años, y que continúan, pese a las denuncias realizadas. Las motos ilegales transitan libremente, y pasan al lado de inspectores, y quienes dirigen el tránsito, sin ningún inconveniente. Parece que ningún poder ha tenido algo que ver con lo que ocurre, y todas sus acciones y promesas, se va a concretar en el futuro.

Es posible que haya quienes no tienen poder sobre determinados asuntos, pero si algo se hace mal; un político honesto, debe denunciarlo. Así escuchamos que va a haber seguridad ¿Antes no era necesaria? Que se bajarán los impuestos ¿Se estafaba impunemente a la gente? Que se van a reducir los empleados a la mitad. ¿Se nombraron el doble de lo necesario? y tantas cosas más, improcedentes, sobre las que nunca escuchamos denuncias de algún político. Y la basura, y la contaminación con plásticos, repetida y avalada, cada año, en las maratones acuáticas. Y todo tiene que ver con el bien común. Ojalá las elecciones traigan cambios, no solo en las obras sino en la gente, que debe tomar conciencia de sus derechos y obligaciones, y hacer respetar, también, el medioambiente urbano; que es parte de su vida y de su futuro.

– – – – –  Una buena noticia: La Corte Suprema falló contra la Barrick Gold

La Ley de Glaciares es constitucional. La Corte Suprema de la Nación rechazó un planteo de la minera y del gobierno provincial de San Juan y confirmó la constitucionalidad de la Ley de Glaciares, que pone límites a la actividad extractiva contaminante en las áreas protegidas.

La norma  tiene por objetivo proteger “los glaciares y al ambiente periglacial, como reserva estratégica de recursos hídricos para el consumo humano, para la agricultura y como proveedores de agua para la recarga de cuencas hidrográficas”, y advirtieron que “ninguna interpretación es constitucionalmente admisible si vacía de contenido el modelo federal del Estado o el proyecto ambiental de la Constitución”.

El fallo, que pone ahora en duda 44 proyectos contiguos a cuerpos de hielo en distintas provincias, fue celebrado por las organizaciones ambientalistas.

El jueves 5 de junio, hace cuatro días, fue el día del medioambiente. Es imprescindible y urgente que todos los argentinos tengamos un conocimiento real y tomemos conciencia de lo que comprende el medioambiente.

Lamentablemente, como ocurrió hace muchos años, cuando se empezó a hablar de ecología, la mayoría pensó en gente rara que se ocupaba de la naturaleza y de espacios deshabitados que poco importan a los habitantes del mundo que viven en ciudades y con otras realidades y costumbres. Imaginaban una especie de vegetarianos.

Después apareció el medioambiente, y era algo que medio tenía que ver con el aire y que preocupaba a países que están muy lejos del nuestro. Además, nosotros tenemos una especie de impunidad y pensamos que nunca nos puede pasar algo. Y apareció, por primera vez en la historia; un Papa argentino. Y lo primero que dijo es que hay que cuidar el medioambiente. Y algo de impacto produjo; lo dijo un Papa argentino. Paralelamente los científicos pusieron más énfasis, todas las profesiones incluyeron el medioambiente en sus especialidades, la UNL lo incluyó en la carrera de derecho, y también aparecimos nosotros con un programa preocupado por el tema. Finalmente, en nuestra provincia, se creó el Ministerio de Medioambiente. Todo un cambio altamente positivo, necesario y esperanzador. Solo falta que todos los funcionarios y los ciudadanos tomen conciencia, dejen de lado su argentinidad y se preocupen, además de sus vidas, por la del prójimo y la de su descendencia.

Creemos que no puede haber persona alguna tan necia que no vea que algo está cambiando alrededor suyo. Pero para aportar al esclarecimiento, tratemos de definir que es el medioambiente. El medioambiente incluye valores naturales, sociales y culturales que existen en un lugar y momento determinado. Este es el momento y este nuestro lugar.

Los seres vivos, el suelo, el agua, el aire, los objetos físicos fabricados por el hombre y los elementos simbólicos (como las tradiciones, por ejemplo) componen el medio ambiente. La conservación de éste es imprescindible para la vida sostenible de las generaciones actuales y de las venideras.

El ecosistema, que es el conjunto de seres vivos y el medio natural en que viven, y la ecología, que es la disciplina que estudia esa relación, también tienen que ver con el medioambiente. Hay ecosistemas acuáticos, terrestres, y también el ecosistema humano, en donde las relaciones con el medio son creadas artificialmente y en donde el respeto y la armonía con la naturaleza serían fundamentales para lograr un ambiente que posibilite se cumpla el enunciado de la ONU; lograr un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras para atender sus propias necesidades”.

Lamentablemente, el ser humano hace lo posible por atentar contra su propia especie y contra las demás, a través de diversas acciones que afectan a cada uno de los elementos que componen el medioambiente. Comenzando por el suelo, el agua y los residuos inorgánicos arrojados en la naturaleza, que constituyen una auténtica bomba de tiempo.

Y como para tratar de comprender los alcances del medioambiente, les cuento que hay autores que hablan del medioambiente como la suma de las relaciones culturales y sociales. Esto quiere decir que esta definición incluye las costumbres y el folklore dentro del concepto de medioambiente, entre muchas otras cosas.
Y como motivación final, lo dicho por la ONU: «La defensa y el mejoramiento del medio humano, para las generaciones presentes y futuras, se ha convertido en meta imperiosa de la humanidad».

Y, considerando nuestra geografía, escuchemos que dicen científicos internacionales, sobre los humedales. Los humedales representan un ecosistema funcional, saludable y crítico para la vida del plantea, y recuerdan la importancia de divulgar la sensibilización ambiental sobre la conservación de estos ecosistemas, amenazados en todo el mundo, y reclaman la importancia de planificar y trabajar en directrices que hagan posible un turismo sostenible, compatible con la conservación de los humedales y con el desarrollo económico de las zonas que los albergan.

Los humedales, son la mayor parte de nuestro municipio, y nuestra gran preocupación ante la constante disminución, por la desaparición de cursos de cursos de agua y lagunas, por la acción del hombre.

Pero, como dijimos, el medioambiente es muy amplio y cubre todos los ámbitos en donde vive la humanidad, que desarrolla la mayor parte de su vida, en el medioambiente urbano, de los pueblos y ciudades. Y hasta aquí, también tiene que llegar nuestra preocupación.

El déficit de espacios verdes públicos constituye una de las principales problemáticas de las ciudades argentinas. Una ciudad que no puede ofrecer a sus ciudadanos suficiente cantidad de espacios verdes, de acceso público y distribución homogénea, proporcional al número de habitantes, ejerce una enorme presión adicional sobre los espacios verdes existentes, sobre su entorno periurbano y sobre el ambiente, y la posibilidad de satisfacer este necesidad, se encuentra en las plazas.

Una de las características más importantes de una plaza es sin dudas el hecho de que es uno de los pocos espacios abiertos y con verde de una ciudad.

Y nuestra preocupación nace porque  vemos, en cada intervención gubernamental, que se realiza en las plazas  gran acumulación de materiales, que muestran una invasión del cemento sobre los espacios verdes. Sabemos que hay una puja de poderes, y, tal vez, el Ministerio de Medioambiente, no supervisa las obras que se realizan en las plazas, pero, en este tema, solo hay una jurisdicción, y es la que no daña al pueblo y prioriza el bien común.

Fundamentando nuestra visión, leemos a Le Corbusier, y su concepto: “Los materiales del planeamiento de la ciudad son: cielo, espacio, árboles, acero y cemento. En ese orden y en esa jerarquía”. Y seguimos: instruyéndonos: el papel que desempeñan las urbes para minimizar las causas del cambio climático, tanto a nivel de la salud humana como de la salud del medioambiente, es crucial. Estudios sugieren que un aumento del 10% en las zonas verdes de una ciudad podría compensar el aumento de temperatura provocado por el cambio climático.

Los espacios verdes tienen un efecto positivo sobre la calidad del aire, aumentan la biodiversidad en la ciudad y mejoran la absorción del agua de lluvia en el suelo.

Vemos que se toleran invasiones privadas que deterioraron la calidad de vida y el medioambiente, pero en las obras de los gobernantes no puede haber ignorancia, ni intereses que vayan más allá de un medioambiente saludable para la comunidad.

– – – – – El sábado 1ro, se realizó un debate público, televisado,  en los que participaron los cinco candidatos a intendente de la ciudad de Santa Fe.

La lectura de la noticia, nos informaba que, en el debate se tratarian los temas de seguridad, transporte público, educación y políticas de género, obra pública y finanzas.

Curiosamente, solo algunas informaciones, agregaban ambiente y espacios públicos, que eran los temas de nuestro mayor interés, pero parece que no son los que más atractivos tienen, ni forman parte de los que preocupan a los políticos y despiertan adhesión popular.

El caso es que, como les conté el domingo anterior, a partir de las 19,30 estuve instalado frente a la TV, esperando la llegada del debate, y la discusión, sobre todo lo relacionado con el medioambiente.

Desde nuestra visión, que solo responde a los intereses del bien común, pensamos que este tema iba a ser el más importante y enfatizado por los candidatos.

Siempre repetimos, y fundamentamos nuestra relación de importancia sobre los humedales, en que casi el 70 % del municipio está ocupado por ellos

El tema es que, habiendo pasado 180 minutos, y llegado a su término el debate, y a pesar de mi especial atención, no pude escuchar la palabra humedales, pronunciada por ningún candidato. En cuanto a los espacios públicos, cuando se habló de las plazas, el mayor énfasis estuvo referido a su importancia como lugar de encuentro de los niños.

Como habitualmente lo hacemos, aclaramos que comunicamos nuestra visión personal sobre hechos que, aunque no parezcan trascendentales, nos permiten  humildes aportes que hacen al bien común, al futuro de la humanidad y son preocupación de gran parte del mundo.

Eso es lo que pensamos, pero, también como siempre, invitamos a alguien con autoridad y sapiencia en la materia, para tener una visión más universal y objetiva sobre el tema.

Y hoy tenemos la posibilidad de dialogar con Antonio Elio Brailovsky, profesor titular, en universidades argentinas, profesor invitado en universidades internacionales, autor de numerosos libros y preocupado, desde toda la vida, por la ecología el medioambiente y el bien común. Nadie mejor que el, para ilustrarnos sobre el tema. Luego de la música, dialogamos con el.