Progr. 28-IV-19

 

La fiesta negra del surubí – Visiones politiqueras – Día de la tierra – Semillas transgénicas – Ley de semillas

Progr. 28-IV-19  Audio completo en

https://www.ivoox.com/35052192

Lo escrito, en: www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0

 

Comenzamos tratando de sensibilizar a quienes dicen amar la naturaleza.

– – –  A los peces se les golpea, se les mutila vivos y pasan largo rato agonizando hasta que mueren. Aunque no manifiesten el dolor de la misma manera que los mamíferos o las aves, tienen receptores nerviosos, como todos los vertebrados, que les hacen sufrir de igual forma. Incluso en los casos cuando los peces son devueltos al agua, «pesca sin muerte», éstos sufren ya que los anzuelos les desgarran la boca y mueren al poco tiempo. Hay países del mundo que han prohibido la pesca y caza, llamada deportiva, por ir en contra del deber constitucional de proteger el medio ambiente.

Y si vamos al significado de la palabra deportes; implican la competencia entre dos individuos o equipos que están de acuerdo, y por lo general un árbitro.

El tema es que el director de Recursos Naturales, ya autorizó el 44º Concurso Nacional de pesca del surubí. Y leemos: “Goya, Cuna del Surubí el príncipe del Río, algo único e inigualable”. Sería más apropiado “Féretro del Surubí” ¿No les parece? Pero no termina allí, porque siguen las declaraciones: “La fiesta del surubí es parte de la idiosincrasia del goyano. Es la representación de su afecto”. Lo sentimos por los goyanos, pero si entendemos por afecto; cariño, ternura, amor; no quisiéramos que nuestros sentimientos, y nuestra esencia estén representados por el sufrimiento y la muerte.

El tema es que a esta edición se la considera El mundial de Pesca, porque los argentinos somos muy generosos, y recibimos a los extranjeros que, junto a los nativos, agasajan a los hermosos surubíes, que disfrutan de su fiesta deportiva, cuando son enganchados de la garganta por los anzuelos de sus nobles rivales, en una contienda justa y equitativa. Y así es, porque la competencia deportiva, se entiende siempre como leal y noble ya que dentro de las reglas y normas a cumplir siempre se pone por delante el juego limpio, el honor y el respeto por el contrincante. Es por eso, que estos tiernos e infensivos peces participan alegremente de esta real fiesta de la vida y la naturaleza, junto a los miles de humanos que se desviven por demostrarles su amor.

– – – – Y, esta vez, en el tránsito por el medioambiente urbano, no pudimos abstraernos de la  política.  Escuchamos una de las tantas publicidades  “respetuosas, positivas y creativas” todas, que dice: Santa Fe está gobernada por incapaces y corruptos.

Yo no se hasta donde puede llegar la responsabilidad de los políticos, más aun en tiempo de elecciones, y si las barbaridades que dicen se disculpan por lo de “libertad de expresión”.

En el caso de la aseveración de: incapaces y corruptos; a la capacidad, es difícil determinarla, porque depende de métodos, análisis y, en muchos casos de enfoques subjetivos, por lo que su afirmación, y difusión, forma parte de lo que, siendo permisivos, podemos calificar como campaña política sucia.

Pero todo cambia cuando se califica, a quienes ocupan cargos públicos, como corruptos. Y aquí, no cabe ninguna justificación; es un delito que debe ser denunciado, y, creo yo, es absoluta obligación de cualquier ciudadano  honesto,  ya que es una falta grave, que afecta al bien común.

En el caso de los políticos, que se postulan como gobernantes, es absolutamente obligatorio, y no hay justificación para no denunciar la corrupción, la que, además, ellos presentan como repudiable y muy lejana de sus acciones futuras.

Hay tres posibilidades de su omisión; que lo consideren aceptable, sean cómplices, o que sea mentira. En cualquiera de los casos tiene que intervenir la justicia y penalizarlos, por la gravedad de sus afirmaciones públicas.

Al margen ¿Han escuchado a algún político hablar del medioambiente?

 

– – – – Dicen que el asesino de la señora, Noemí Gorosito, venía atravesando semáforos en rojo y cámaras de seguridad, mucho antes de virar, huir de contramano y ser filmado por otra cámara, cuando dio muerte a la señora Noemí, en cercanías del Hospital Iturraspe, cuando iba a hacerse un control después de haber superado una enfermedad que puede ser mortal. Pasó mucho tiempo, y el delincuente que la mató no puede identificarse, ni hacer justicia, porque, a las cámaras de seguridad les falta el dispositivo que permite ampliar la imagen, e identificar el rostro.

Mientras tanto hay políticos nos aseguran que podemos tener la seguridad que, con ellos, vamos a poder, estar seguros. Yo pregunto; las cámaras de seguridad ¿No son responsabilidad de los político que se presentan como garantía de seguridad para la provincia?

– – – –  PAUSA

– – –  El domingo anterior no pudimos homenajear a la tierra en su día; el 22 de Abril, así que hoy vamos a ocuparnos de la tierra y su fruto: la semilla. La tierra que, a pesar de ocupar solo la cuarta parte del planeta, es tan inmensa que no nos permite abrazarla ni valorarla. No pasa lo mismo con la pequeña habitación que ocupamos, y que mantenemos limpia, cuidamos, queremos y defendemos ante quien intente ensuciarla o dañarla.

Si se  deteriora, acudimos a alguien para que lo solucione, cuidamos con esmero a nuestras mascotas y nos preocupamos pora que no nos dañen las plantas del jardín. Nuestro hogar es una minúscula habitación, dentro de la enorme casa que nos cobija a todos. Sin embargo, vivimos encerrados, ignorantes y ciegos en nuestro diminuto cuchitril, y en una actitud necia y egoísta, que no nos deja ver más allá de nuestros mezquinos y minúsculos intereses.

El Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF), informó que, en los últimos 35 años hemos perdido un tercio de la vida silvestre global. Es muchísimo. Si nuestras demandas al planeta continúan a ese ritmo, a mediados de la década de 2030 necesitaremos el equivalente a dos mundos para mantener nuestro estilo de vida”.

Está en cada uno de los habitantes de este universo, aportar acciones para que siga habitable, no solo por nosotros; sino para que la vida continúe.
Y pensando en el futuro, el mundo evolucionado está empeñado en una campaña de educación medioambiental para que la ciudadanía mundial conozca los conceptos sobre el cuidado del medioambiente y de la amenaza sin precedentes para el planeta.

– – – –  Y como no podemos evitar transitar la tierra, para llegar al agua, y tampoco podemos dejar de ver las acciones terrícolas que inciden en nuestras vidas, vamos a  remarcar algunos hechos cotidianos. Seguramente habrán escuchado una avalancha de avisos, de una firma extranjera, con mensajes de sus productos, que publicitan como una panacea para el mundo, Se trata de un semilla transgénica, y dice: “Aclamado por productores… de la mejor biotecnología del mundo… sigue ganando espacios con sus híbridos… un éxito que se sigue expandiendo en todos los campos del país”, como si su éxito fuese la salvación social y económica de la humanidad y, paralelamente, escuchamos noticias sobre el tratamiento de la ley de semillas, en nuestro país, lo que nos ha motivado a actualizar el tema.

Está claro que no somos especialistas, pero creo importante que tratemos de comprender y compartir algunos conceptos. Hay muchas cruzas, entre distintas especies vegetales, que se producen naturalmente; una de ellas es por la polinización que producen las abejas, otra es la que puede hacer usted, o un jardinero, con un injerto, para lograr una planta más atractiva para su jardín. Se me ocurre como ejemplo: el laurel disciplinado. El resultado de estas cruzas, es un híbrido. Un híbrido es, en definitiva, la mezcla de dos o más cosas, y podemos definirlo, en el plano lingüístico, como lo contrario de puro. Pero esa cruza puede ser natural, como la cruza entre nuestros padres, que nos dieron la vida, y no afecta a la esencia humana. Y lo mismo pasa con los vegetales. Pero hay que diferenciar lo natural de lo transgénico. El tema es que todas las semillas híbridas que se publicitan, son transgénicas, y están destinada a la alimentación humana.

Les leo una definición de transgénico: Un transgénico (organismo genéticamente modificado u OGM) es un ser vivo creado artificialmente con una técnica que permite insertar a una planta o a un animal genes de virus, bacterias, vegetales, animales e incluso de humanos. Estas acciones, en los vegetales, producen híbridos, pero, en este caso, no son naturales; son transgénicos.

Por eso el idioma castellano, cita como sinónimos: bastardo, cruzado, mixto. Es decir todo lo que se opone a lo natural. No podemos imaginar que lo mejor para nuestra vida esté en manos de empresas dedicadas a ganar dinero y alejadas de la pureza y de la naturaleza. Y, nuevamente, recordamos la sabiduría milenaria de Juvenal: “Nunca la naturaleza dice una cosa y la sabiduría otra.”

Y tratando de tener otra visión sobre lo que nos pretenden vender las multinacionales, leemos: Si las semillas transgénicas suponen un peligro para la salud, no se ha investigado a fondo en nuestro país, pero es cierto que hay estudios que relacionan los transgénicos con enfermedades graves de hígado, riñones y páncreas, cáncer o problemas de fertilidad.

Transcribimos conceptos de más de 1000 organizaciones y académicos que se oponen al modelo de transgénicos y agrotóxicos, reunidos en el congreso de La Haya, y la de algunos científicos y ambientalistas.

“La diversidad está en peligro. Nos han empujado a una situación de ecocidio y estamos aquí para poder denunciarlo” El ecocidio hace referencia a cualquier daño masivo o destrucción ambiental de un territorio determinado, de tal magnitud que ponga en peligro la supervivencia de los habitantes de dicho territorio.

Las exigencias de pruebas científicamente sólidas operan como un recurso para dilatar la toma de decisiones políticas públicas y se transforman en un instrumento político ideológico antes que científico

Se nos mintió cuando se nos dijo que los modelos de producción de transgénicos, dependientes de veneno, eran para que se use menos veneno. Se nos mintió cuando se nos dijo que la química que se iba a utilizar era inocua para la salud humana, porque se sabía que así no lo era. Informe de la Universidad Nacional del Litoral, detectó un incremento en la mortalidad por anomalías congénitas a la par del incremento de producción de eventos transgénicos.

En otro plano, también dramático, el  Príncipe Carlos de Inglaterra, en 2008, afirmó: “Culpo a los cultivos transgénicos de los suicidios de los agricultores”. El Ministerio de Agricultura indio estima que entre 1993 y 2006, se produjeron alrededor de 150.000 suicidios, por un tema directamente relacionado con el tema que nos preocupa, y que tiene que ver con lo que titularemos a continuación de la música:

– – – –  MUSICA

– – – –  LEY DE SEMILLAS

“La semilla es un bien común que pertenece a la humanidad. El acceso a la semilla es un derecho humano básico. Estos son algunos de los principios que sustentan quienes defienden la soberanía alimentaria. Se estima que la agricultura se inició hace unos diez mil años y, desde entonces, las semillas se constituyeron en el legado de la naturaleza al pueblo y fuente esencial de su sustento.

Pero, en los años ’90, la ambición del hombre, y la ingeniería genética, crean las plantas transgénicas. Es decir, vegetales a los que se les introducen genes que otorgan a los cultivos capacidad de sobrevivir a los herbicidas que se utilizan para eliminar las malezas. A partir de allí comienza la invasión de las multinacionales, por lograr imponer el agro negocio sobre la agricultura natural y familiar, hasta llegar a pretender convertirse en los dueños de las semillas, y prohibir la siembra de las semillas cosechadas, que es lo que pretende la Ley de semillas, o Ley Monsanto, que se está tratando de aprobar, y que va más allá de las actuales semillas transgénicas. Los genes se pueden incorporar a cualquier tipo de cultivo, tanto a los híbridos como a los que no lo son, se pueden patentar, y, con la ley, se pueden privatizar todas las semillas existentes.

Advierte Anabel Marin, investigadora del CONICET:  El que controla la semilla tiene la capacidad de incidir en la toda cadena de valor de la producción de alimentos y puede condicionar los resultados de cualquier política agrícola y alimentaria”,.

– – – -Y ahora, antes de dialogar con el ingeniero Roberto Pozzo, investigador del CONICET y permanentemente comprometido con el bien común; una pequeña licencia literaria.

– – – –  En la historia de la Creación, la fase primaria de la humanidad se refleja cuando en el Génesis 1.29 Dios dice: «Ved, Yo os he dado como alimento todas las plantas que dan semillas en toda la Tierra, y todos los árboles portadores de frutos que dan semillas»

Este pequeño poema es una ofrenda a las semillas. Su título: GERMEN DE LUZ

Puede un ser mirar el cielo

y contemplar  las estrellas,

forman parte de su mundo

de sus sueños, fantasías,

lo elevan en sus deseos

de futuro y alegría.

 

Cuando regresa a su tierra

la siente bajo sus pies,

como sustento de vida

parte de la realidad,

que es su verdadero cielo

con sus semillas que brillan.

 

Es lindo tener dos cielos,

arriba las fantasías

para mirar y soñar,

debajo el suelo fecundo

sostenedor del futuro

pleno de estrellas semillas.

 

Es naturaleza viva

la existencia que germina,

pero llegó la codicia

en las manos de unos ruines,

con mezquinos intereses

que envenenaron la vida.

 

La semilla se quedó sin  luz

y el hijo del hombre peligra,

hay que frenar esta gente maligna

y salvar las semillas estrellas,

para que brille el cielo en la tierra

y nos siga alumbrando la vida.