Progr. 14-IV-19

Despedida a Indiana Villanueva – Día del Investigador Científico – Remada por los ríos – Glifosato en Rafaela – Caos urbano: Servicios públicos – Politiquerías – Red de Evaluación y Monitoreo de Ecosistemas Acuáticos: Dr. Pablo Collins

Progr. 14-VI-19  Audio completo en

https://www.ivoox.com/34457640

Lo escrito, en: www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0

 

– – – – Hoy comenzamos con una despedida que lamentamos. Se ha producido el desembarco definitivo de Indiana Villanueva. Juntos, y por su relación con la radio, comenzamos esta navegación. Años más tarde, tomó otro rumbo, más favorable  económicamente, pero siguió, desde tierra, ayudándonos a seguir avante.

Lo hizo voluntaria y desinteresadamente; lo que multiplica nuestro agradecimiento; que unimos a nuestro cariño y a la valoración de su calidad de persona. Lo mejor para tu vida.

– – – – El día 10 de abril, fue el Día del Investigador Científico. La fecha es en homenaje al natalicio de Bernardo Houssay (1887-1971), primer presidente del CONICET y Premio Nobel de Fisiología y Medicina, en 1947.

– – – Deporte. No, no sigue fútbol. Sigue la remada por los ríos, con su lema Somos Río, y su mensaje: LOS RÍOS NO SON BASUREROS, SON DADORES Y PORTADORES DE VIDA EN SI MISMOS, NUESTRA SALUD DEPENDE DE SU SALUD, POR LO QUE TIENEN DERECHO A SER PROTEGIDOS, Y NOSOTROS, EL DERECHO y EL DEBER DE EXIGIR SU DEBIDA PROTECCIÓN,  Y todo, por la naturaleza y la vida.

– – – Luego del programa anterior, en el que planteamos, con el Dr. Roberto Pozzo, la contaminación con Glifosato, recibimos un mensaje de nuestro fiel oyente; el señor José Colucci, de Rafaela, que dice textualmente: “Señor Hugo, disculpe, pero tengo que informarle: a 150 metros del canal Las Prusianas, en un campo, tiran, como si fuesen caramelos, bidones de 5 y 10 litros de Glifosato, con nombre y todo; uno dice Belindez, Tengo fotos. Pero llamé a la guardia de la municipalidad, y nada; como está usted: sin

respuesta. Asi estamos. Indignante. Es detrás del hipódromo, al Sur. Yo me paro ahí porque hay un pino, y escucho el viento entre sus ramas, entrando a un campo sembrado con soja”. Quiero remarcar las últimas palabras, porque tienen algo de poesía y dramatismo, y muestran la sensibilidad y conciencia de nuestros seguidores. Cuando, Jose Coluccu, se deleita con la naturaleza y el viento entre las hojas, mientras lo siente entrar en un campo de soja y bidones de glifosato tirados. Una sensible paradoja.

Les cuento; los envases, y los efluentes, producto del lavado, son de gran peligrosidad.

– – – –  La ordenanza municipal dispone normas y obligaciones, también nacionales, que obligan, a los vehículos, a transitar por la derecha, a los peatones, a cruzar la calle por la senda peatonal, a ceder paso al peatón, adelantarse por la izquierda, tener patente, motos y bicicleta usar casco y respetar las manos y los semáforos, y tantas cosas más, fundamentales y básicas, que no se respetan, ni se hacen respetar como sería lógico, pero hay otras disposiciones, menos divulgadas, como las de manejar con las dos manos en el volante, que casi nadie conoce ni cumple y, como imaginarán, es ficción que se haga cumplir, a pesar que la ordenanza 10017, lo sanciona. Pero la realidad es que, tanto pueblo como gobierno tienen una actitud acomodaticia, y es más fácil dejar hacer. Sería elemental tener controles estrictos con los vehículos que son servicio público, como los remises y taxis, quienes deberían ser los más informados sobre la ordenanza, y los más responsables a la hora de cumplirlas, porque ponen en juego la vida de los usuarios. Pero parece ser que están exentos, porque son los que menos cumplen las normas y, además, parece ser, que la regla  del rubro es manejar con un brazo sobre la ventanilla.

 

  • – – La palabra política tiene muchos sinónimos: legalidad, dirección, gobierno, también; astucia, habilidad, trampa, y, en estos día, podemos encontrar esos sinónimos, y muchos más, con calificativos que sobrepasan lo imaginable. Algunos postulantes son individuos que ocupan, o han ocupado el poder, y, en los continuos reproches mutuos, le escuchamos decir a uno de ellos, refiriéndose a la seguridad: se le fue de las manos no la pueden controlar, además del narcotráfico. Puede ser, pero la seguridad también son los motochorros, todas las motos ilegales en que se mueven y todas las  muertes por el caos urbano, que su oponente, tampoco pudo controlar. Mientras tanto, no quieran imaginar el dinero que se gasta para que los escuchemos, y la contaminación auditiva y visual que soportamos ¿Y si convierten las palabras y el circo en actos, dejan de lado las apetencias personales, y se unen en pro del bien común?

 

– – – – – – “Nunca la naturaleza dice una cosa y la sabiduría otra.” Juvenal.

A partir del concepto, de hace miles de años; la idea es analizar la acción del hombre sobre le naturaleza, relacionando los efectos antagónicos que tienen su incongruente intervención sobre los humedales, haciendo desaparecer numerosos cursos de agua. Toda alteración, sumando o restando, afecta negativamente al perfecto equilibrio natural y milenario del planeta.

“En la naturaleza no hay premios ni castigos, solo hay consecuencias”. Robert Green.

Tratamos de resumir, en este pequeño texto, las diversas situaciones negativas que el ser humano puede producir con sus acciones soberbias e ignorantes y sus ansias de poder que, en la mayoría de los hombres, está simbolizado por valores materiales que, a medida que crecen, anulan su razón y lo dotan de un estado de paranoia tal, que creen poder modificar el cosmos. Su soberbia es tal que creen que su acción puede superar la sabiduría de la naturaleza, traspasando los límites que la ecuanimidad impone, en su afán de ser más rico en dinero, aún a costa del derecho de sus semejantes y la estabilidad imprescindible del planeta, para la vida de todos sus semejantes.

Para intentar hacernos comprender y que, todos puedan tomar conciencia de las graves acciones, nocivas y delictivas, que lleva a cabo el hombre, y que la sociedad no percibe porque la tierra y el agua no tienen una voz que se escuche, vamos a tratar de comunicar algunos principios, para tomar conciencia.

Las zonas categorizadas como humedales deben ser consideradas BIENES COMUNES de la sociedad. No son territorios “improductivos”; son áreas de importancia biológica que se traduce en un alto valor económico. A nivel mundial se ha procedido a valuar económicamente a los servicios ambientales que producen y muchos países han invertido cuantiosas cantidades en reparar los humedales degradados con el fin de recuperarlos. Y cabe remarcar que la reducción, contaminación y posterior desaparición de los humedales impacta en forma directa en el bien común y en la vida futura del planeta.

En cuanto a nuestra vida actual, recuerden que el agua es imprescindible para vivir y, siempre repetimos que, en el mundo, muere un niño cada 15 segundos, por problemas con el agua, y las consecuencias relacionadas con el consumo de agua, provocan cada año más víctimas mortales en todo el mundo que cualquier tipo de violencia, incluida la guerra.

El día 2 de Febrero, fue el Día Mundial de los Humedales, en conmemoración de la firma del Convenio sobre los Humedales firmado en RamsarIrán, el 2 de febrero de 1971. A partir de allí se ha tratado que el mundo tome conciencia de la importancia de los humedales.

En nuestro país, desde el 2013 se está intentando lograr la sanción de la Ley de Humedales, y entre las zonas fundamentales consideradas, figuran los humedales del Paraná Medio, que determinó la organización internacional Ramsar, e incluyen a las Islas de Santa Fe, es decir nuestros humedales, los humedales que conforman el 70% del municipio y del que, gran parte, está desapareciendo por acciones ilegales del hombre.

A nivel internacional, la Convención de Ramsar ha exhortado a los gobiernos, desde el nivel local al nacional, a que reconozcan que los humedales son los recursos principales para los seres humanos, funcionan como corredores ecológicos para la flora y la fauna dando integridad a los ecosistemas terrestres del planeta. y constituyen un componente decisivo y fundamental del ciclo hidrológico que mantiene nuestro abastecimiento de agua. Y aquí tenemos que remarcar, una vez más, el concepto del científico Bradley Cardinale de la universidad de Michigan: “La diversidad de un hábitat natural permite limpiar los contaminantes que se liberan en el medioambiente, por lo que la pérdida de la biodiversidad, podría poner en peligro la capacidad del planeta para limpiar lo que el ser humano ensucia”.

El art. 124 de la constitución nacional, el art. 2340 del Código Civil, la ley federal 25675 y la provincial  11717 disponen la protección de los humedales y del medio ambiente. Es evidente que, en un municipio como el nuestro, en el que 70% de los 268 km2 son humedales, estas leyes deben ser fundamentales y prioritarias

Esperemos que las autoridades tomen conciencia del compromiso que significa un uso racional en beneficio de la humanidad, obren en consecuencia y defiendan lo que es nuestro.

En la última década es notoria la llegada de nuevos actores especuladores a los humedales que los han visto como negocio, y están causando un cambio cualitativo sobre el ecosistema, modificando el territorio según sus intereses e ignorando las disposiciones respecto de las quemas, la alteración de cursos de agua o el control de plagas. A esto lo dice el convenio Ramsar, y todo eso está pasando al lado nuestro sin que veamos que se actúe, hecho que no nos extraña porque nuestro país no estuvo presente el día 21 de Septiembre del 2014, en la cumbre de la Organización de Naciones Unidas sobre cambio

climático; que movilizó y preocupa a todo el mundo desarrollado.

Y en lo que a nuestra ciudad y a nuestra provincia respecta, la Constitución Nacional, en su articulo 24, referido al dominio de los recursos naturales, dice: “corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio”. Quiere decir que, independientemente de la responsabilidad, o irresponsabilidad, de la nación, nuestros políticos, pueden actuar en estos temas que son trascendentales y hacen a la salud y al futuro de la vida humana. Esta es nuestra visión, que difundimos desde hace seis años, y reclamando a los poderes políticos, con la intención de dialogar, y con notas al Ministerio Público de la Acusación y a la Defensoría del Pueblo; siempre con la respuesta del silencio.

Y cuando la desesperanza nos estaba invadiendo, nos llegó esta noticia alentadora, que va más allá de una investigación o actividad institucional. Para nosotros significa que nuestros investigadores están haciendo ver problemas que en la Argentina no se veían, y que son esenciales en países desarrollados, y modestia aparte, planteamos desde hace años. La nación ha concretado el Lanzamiento de la Red de Evaluación y Monitoreo de Ecosistemas Acuáticos, para todo el paísl, con el agregado de la satisfacción y el orgullo, de que su coordinador, el Dr. Pablo Collins es santafesino.

Los generadores de este emprendimiento son el INALI, CONICET Y LA UNL. La actividad  se organizó en el marco de las Redes Institucionales Orientadas a la Solución de Problemas del CONICET, y en convenio con la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

El Dr. Pablo Collins -Director del INALI/CONICET/UNL y Vicedirector del CONICET Santa Fe- será el Coordinador, junto con las investigadores Mirta Menone y KarinaQuaini, y se plantea como objetivo desarrollar metodologías e instrumentos de evaluación de la salud de los ecosistemas acuáticos basados en bioindicación, formular propuestas para la implementación a nivel nacional de la evaluación de ecosistemas acuáticos, generar valores guía de calidad del agua para la protección de la biodiversidad en los ecosistemas acuáticos, entre otros.

Y, hoy, tenemos con nosotros la posibilidad de informarnos sobre este importante emprendimiento, con el máximo responsable, a nivel nacional, el Dr. Pablo Collins, que es parte de nuestra UNL. Antes, una cumbia medioambiental; como ejemplo popular de otros países.