Progr. 3-III-19. Programa a Juan Arancio – Remada Iguazú-Baires – Peticione y decepciones – Caos de motos y bicis – Humedales: Entrevista J. J. Neiff

 

 

 

 

Progr. 3-III-19  Audio completo en

https://www.ivoox.com/33025278

Lo escrito, en: www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0
 

– – – – Nos dejó Juan Arancio, artista querido y noble, que nunca abandonó su aldea, para pintar el mundo. Como humilde homenaje, le dedicamos este programa, que defiende los paisajes ribereños que él tanto amaba.

– – – – El 14 de marzo, es el día internacional de la lucha por los ríos, y

se realizará una remada por los ríos Paraná y Uruguay, finalizando en El Tigre. Su objetivo es defender los ríos. Gabriela Ferrer.

– – – – La navegación anterior dijimos que era la última vez que leíamos dos peticiones solidarias que veníamos repitiendo desde hace más dos meses. La primera era para invitar a políticos, autoridades, ONG, personas solidarias, y todo el que pueda aportar algo al bien común, a disponer de un espacio en nuestra nave, para difundir o proponer acciones que aporten al bien de todos. La segunda invitaba a quienes se sientan solidarios con nuestros objetivos, a auspiciarnos, para poder ampliar nuestro aporte. La que más nos importaba, era la invitación, desinteresada y gratuita que consideraba la inclusión y participación, en nuestro programa,  de todos los actores, involucrados en la defensa del bien común, para que puedan manifestarse libremente y hacer su aporte.

Solo concretamos la particición de Marta Valle, quien junto Enzo Rojas Molina, estuvieron con nosotros pidiendo la reapertura del riacho Santa Fe.

Realmente es muy triste analizarlo y aceptarlo. La indiferencia y falta de compromiso con la comunidad, podemos entenderla en los políticos y el poder; por sus intereses particulares y porque la hemos padecido durante seis años; planteando acciones para problemas que afectan a la vida y a la salud de la gente, sin haber tenido respuestas ni soluciones. Pero el desinterés, egoísmo y falta de solidaridad, en nuestros conciudadanos, y las ONG que, teóricamente, no responden a ningún interés particular, no nos cabe en la cabeza, ni en el corazón.

¿Qué pasa? ¿Todos se acomodan a la realidad egoísta que nos toca vivir?

Es difícil, nos vemos como el Quijote, pero somos medio kamikazes y seguiremos peleando por el bien común, mientras seguimos esperando concientización, solidaridad, aportes, y algún aliciente espiritual, de nuestros conciudadanos.

– – – –  A esto también lo hemos repetido muchas veces, pero, en este caso, no vamos a parar. Y mientras seguimos pidiendo colaboración para individualizar al homicida que mató, con su moto, a la señora Noemí Gorosito, nuevamente nos ocupa el tema: caos urbano y descontrol en la circulación de motos y bicicletas.

Y no podemos abandonar porque, en la semana fallecieron tres motociclistas. La causa de las muertes es, generalmente, la misma: los impactos en la cabeza. Por eso la ley dispone la obligatoriedad de usar casco. Y lo mismo se determina para las bicicletas.

La  Federación Internacional del Automóvil (FIA) para Latinoamérica realizó un muestreo de  unos 5.000 ciclistas, en distintas ciudades. De allí surge que casi el 80 % no usan casco, no llevan luces, espejos ni bocina, en clara infracción a la ley, además de no respetar las normas de tránsito.

A la ley nacional se adhirió Santa Fe, y el Consejo Municipal sumó algunas obligaciones. Sin embargo, la municipalidad facilita el uso gratuito de ellas, y el único requisito para transitar, es ser mayor de 18 años, cuando la ley nacional, y la ordenanza municipal, disponen el uso, obligatorio, de casco,.

A esta incongruencia, que no podemos dejar de resaltar, sumamos, esta semana, un publicitario marketinero del municipio, en televisión, con claras intenciones de incentivar adhesiones, en donde un grupo de jóvenes disfruta, alegremente, de las bicicletas. Por supuesto que no tienen casco. Lo mismo ocurre con el movimiento Santa Fe en bici. En su página, y en sus mensajes, hablan de una sociedad más feliz, de una nueva mirada, cultural, ecológica y saludable.. El casco no existe. En pos de una cultura elemental, sería deseable cuidar la vida de sus integrantes.

Informándonos, hemos leído, cuando se habla de la ley y sus fundamentos, citar la muerte, en 2010, de la joven, Marianela Brondino, en Santa Fe; cuando la hicieron caer de su bicicleta, y golpeó su cabeza contra el piso, sin casco, por supuesto. Años más tarde, le ocurrió lo mismo a Luisina Rodríguez. Siempre decimos: evitemos que la señal de alarma sea la muerte, y Confucio, escribió: “Si el gobernante se impone por sus cualidades y mantiene el orden en armonía con las buenas costumbres, el pueblo sentirá vergüenza de actuar mal y avanzará por el camino de la virtud”. En este caso, los gobernantes no son un ejemplo, y los ciudadanos no sienten vergüenza de hacer todo mal.

 

– – – –  El 2 de febrero fue el día de los humedales, y, en los primeros tramos de nuestro sexto año de travesías ininterrumpidas, nos hemos propuesto insistir sobre temas que hacen al bien común y que, todavía, siguen irresueltos. Y fieles al principio de nuestro maestro, Rizard Kapusinski: El verdadero periodismo es intencional… Se fija un objetivo e intenta provocar algún tipo de cambio, seguiremos planteando el tema humedales; un tema fundamental, en todo el mundo, y en nuestra ciudad donde los humedales, conforman más del 70% del municipio y del que forman parte  el riacho Santa Fe, el arroyo El Negro, Cherubichá, Pierna Calzón, El Simbolar, la laguna La Cuarentena y tantos otros que han desaparecido o están por desaparecer por la acción ilegal del hombre y la indiferencia irresponsable de las autoridades.

– – – – Y, ahora si, volvemos lo que decíamos en el 2013.

*Organizaciones que trabajan el tema de los humedales pidieron a la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara de Diputados que el proyecto de Ley de Humedales sea tratado y tenga posibilidades de ser finalmente aprobado como Ley durante este año legislativo, para hacer posible la puesta en práctica de políticas para la protección de los sistemas de humedales a nivel nacional. En noviembre pasado el proyecto de ley, recibió media sanción en Senadores por unanimidad. Posteriormente fue derivado a la Cámara de Diputados, específicamente a la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios, donde el 9 del corriente tuvo un dictamen unánime, debiendo tratarse ahora en la Comisión de Recursos Naturales. Recuerden que era el 2013.
La presentación fue hecha por la Alianza de Ecosistemas – Argentina, integrada por numerosas ONG nacionales y apoyada por Both Ends, el Comité Holandés de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) y Wetlands International que respaldan a nivel universal el Programa Alianza.
Pensarán porqué hablamos de los humedales en Sobre el agua. Simple: porque
los humedales son zonas en las que el agua es el principal factor que controla el medio, la vida vegetal y animal relacionadas con él. Son sitios donde la capa de agua se halla cerca, o la superficie de la tierra está cubierta de agua poco profunda.
Los ríos, como humedales, constituyen una parte fundamental de los ecosistemas terrestres, ya que ellos funcionan como corredores ecológicos para la flora y la fauna dando integridad a los ecosistemas terrestres del planeta.
Tan importante son los humedales que en el año 1971 se realizó en Irán la convención sobre los humedales, llamada Ramsar, por el nombre de la ciudad en que 119 países firmaron un compromiso, que nuestro país aprobó por Ley Nacional n° 23.919, y donde hay incorporados más de 1.042 humedales en el mundo, 21 de los cuales son argentinos, pero es fundamental bregar por la incorporación de muchos más.
Existen muchas definiciones del término humedales, algunas basadas en criterios principalmente ecológicos y otras más orientadas a cuestiones vinculadas a su manejo. La Convención sobre Humedales Ramsar los define en forma amplia como: “las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”. Más de 40% de las especies de flora y fauna del mundo y 12% de todas las especies animales se encuentran en los humedales de agua dulce; y algunas de ellas no habitan en ninguna otra parte del mundo. Y aquí tenemos que repetir el concepto de Bradley Cardinale profesor en la Universidad de Michigan (EEUU): “La diversidad de un hábitat natural permite limpiar los contaminantes que se liberan en el medioambiente, por lo que la pérdida de la biodiversidad, causada por la extinción de especies, podría poner en peligro la capacidad del planeta para limpiar lo que el ser humano ensucia”. Y esta biodiversidad depende de los humedales.
Además, los humedales desempeñan un papel esencial en la adaptación al cambio climático, y la progresiva invasión y pérdida causa daños ambientales graves y a veces irreparables
En la última década es notoria la llegada de nuevos actores especuladores a los humedales que los han visto como negocio, y están causando un cambio cualitativo sobre el ecosistema, modificando el territorio según sus intereses e ignorando las disposiciones respecto de las quemas, la alteración de cursos de agua o el control de plagas. A esto lo dice el convenio Ramsar, y todo eso está pasando al lado nuestro sin que veamos que se actúe, hecho que no nos extraña porque nuestro país no estuvo presente el día 21 de Septiembre, en la cumbre de la Organización de Naciones Unidas sobre cambio climático; hecho que preocupa a todo el mundo desarrollado.
Y en lo que a nuestra ciudad y a nuestra provincia respecta, la Constitución Nacional, en su artìculo 124, referido al dominio de los recursos naturales, dice: “corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio” y la ley provincial 11717 dispone la protección de los humedales y del medio ambiente.
Quiere decir que, independientemente de la responsabilidad, o irresponsabilidad, de la nación, nuestros políticos, así como promueven leyes para polarizar los vidrios de los autos, pueden actuar en estos temas que son trascendentales y hacen a la salud y al futuro de la vida humana.
Hacemos un llamado profundo y solidario para que así sea.

Como les dijimos, lo leído corresponde al año 2013, pero las cosas cambian, y también los humedales. Piensen que el convenio Ramsar es del año 1971 y, además, cada región tiene particularidades propias. Todo eso planteó, al Congreso de la Nación, en el 2016, el Dr. Juan José Neiff, un referente internacional en la materia, que estará con nosotros para ilustrarnos y actualizarnos.

– – – – Nos dejó Juan Arancio, artista querido y noble, que nunca abandonó su aldea, para pintar el mundo. Como humilde homenaje, le dedicamos este programa, que defiende los paisajes ribereños que él tanto amaba.

– – – – El 14 de marzo, es el día internacional de la lucha por los ríos, y

se realizará una remada por los ríos Paraná y Uruguay, finalizando en El Tigre. Su objetivo es defender los ríos. Gabriela Ferrer.

– – – – La navegación anterior dijimos que era la última vez que leíamos dos peticiones solidarias que veníamos repitiendo desde hace más dos meses. La primera era para invitar a políticos, autoridades, ONG, personas solidarias, y todo el que pueda aportar algo al bien común, a disponer de un espacio en nuestra nave, para difundir o proponer acciones que aporten al bien de todos. La segunda invitaba a quienes se sientan solidarios con nuestros objetivos, a auspiciarnos, para poder ampliar nuestro aporte. La que más nos importaba, era la invitación, desinteresada y gratuita que consideraba la inclusión y participación, en nuestro programa,  de todos los actores, involucrados en la defensa del bien común, para que puedan manifestarse libremente y hacer su aporte.

Solo concretamos la particición de Marta Valle, quien junto Enzo Rojas Molina, estuvieron con nosotros pidiendo la reapertura del riacho Santa Fe.

Realmente es muy triste analizarlo y aceptarlo. La indiferencia y falta de compromiso con la comunidad, podemos entenderla en los políticos y el poder; por sus intereses particulares y porque la hemos padecido durante seis años; planteando acciones para problemas que afectan a la vida y a la salud de la gente, sin haber tenido respuestas ni soluciones. Pero el desinterés, egoísmo y falta de solidaridad, en nuestros conciudadanos, y las ONG que, teóricamente, no responden a ningún interés particular, no nos cabe en la cabeza, ni en el corazón.

¿Qué pasa? ¿Todos se acomodan a la realidad egoísta que nos toca vivir?

Es difícil, nos vemos como el Quijote, pero somos medio kamikazes y seguiremos peleando por el bien común, mientras seguimos esperando concientización, solidaridad, aportes, y algún aliciente espiritual, de nuestros conciudadanos.

– – – –  A esto también lo hemos repetido muchas veces, pero, en este caso, no vamos a parar. Y mientras seguimos pidiendo colaboración para individualizar al homicida que mató, con su moto, a la señora Noemí Gorosito, nuevamente nos ocupa el tema: caos urbano y descontrol en la circulación de motos y bicicletas.

Y no podemos abandonar porque, en la semana fallecieron tres motociclistas. La causa de las muertes es, generalmente, la misma: los impactos en la cabeza. Por eso la ley dispone la obligatoriedad de usar casco. Y lo mismo se determina para las bicicletas.

La  Federación Internacional del Automóvil (FIA) para Latinoamérica realizó un muestreo de  unos 5.000 ciclistas, en distintas ciudades. De allí surge que casi el 80 % no usan casco, no llevan luces, espejos ni bocina, en clara infracción a la ley, además de no respetar las normas de tránsito.

A la ley nacional se adhirió Santa Fe, y el Consejo Municipal sumó algunas obligaciones. Sin embargo, la municipalidad facilita el uso gratuito de ellas, y el único requisito para transitar, es ser mayor de 18 años, cuando la ley nacional, y la ordenanza municipal, disponen el uso, obligatorio, de casco,.

A esta incongruencia, que no podemos dejar de resaltar, sumamos, esta semana, un publicitario marketinero del municipio, en televisión, con claras intenciones de incentivar adhesiones, en donde un grupo de jóvenes disfruta, alegremente, de las bicicletas. Por supuesto que no tienen casco. Lo mismo ocurre con el movimiento Santa Fe en bici. En su página, y en sus mensajes, hablan de una sociedad más feliz, de una nueva mirada, cultural, ecológica y saludable.. El casco no existe. En pos de una cultura elemental, sería deseable cuidar la vida de sus integrantes.

Informándonos, hemos leído, cuando se habla de la ley y sus fundamentos, citar la muerte, en 2010, de la joven, Marianela Brondino, en Santa Fe; cuando la hicieron caer de su bicicleta, y golpeó su cabeza contra el piso, sin casco, por supuesto. Años más tarde, le ocurrió lo mismo a Luisina Rodríguez. Siempre decimos: evitemos que la señal de alarma sea la muerte, y Confucio, escribió: “Si el gobernante se impone por sus cualidades y mantiene el orden en armonía con las buenas costumbres, el pueblo sentirá vergüenza de actuar mal y avanzará por el camino de la virtud”. En este caso, los gobernantes no son un ejemplo, y los ciudadanos no sienten vergüenza de hacer todo mal.

 

– – – –  El 2 de febrero fue el día de los humedales, y, en los primeros tramos de nuestro sexto año de travesías ininterrumpidas, nos hemos propuesto insistir sobre temas que hacen al bien común y que, todavía, siguen irresueltos. Y fieles al principio de nuestro maestro, Rizard Kapusinski: El verdadero periodismo es intencional… Se fija un objetivo e intenta provocar algún tipo de cambio, seguiremos planteando el tema humedales; un tema fundamental, en todo el mundo, y en nuestra ciudad donde los humedales, conforman más del 70% del municipio y del que forman parte  el riacho Santa Fe, el arroyo El Negro, Cherubichá, Pierna Calzón, El Simbolar, la laguna La Cuarentena y tantos otros que han desaparecido o están por desaparecer por la acción ilegal del hombre y la indiferencia irresponsable de las autoridades.

– – – – Y, ahora si, volvemos lo que decíamos en el 2013.

*Organizaciones que trabajan el tema de los humedales pidieron a la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara de Diputados que el proyecto de Ley de Humedales sea tratado y tenga posibilidades de ser finalmente aprobado como Ley durante este año legislativo, para hacer posible la puesta en práctica de políticas para la protección de los sistemas de humedales a nivel nacional. En noviembre pasado el proyecto de ley, recibió media sanción en Senadores por unanimidad. Posteriormente fue derivado a la Cámara de Diputados, específicamente a la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios, donde el 9 del corriente tuvo un dictamen unánime, debiendo tratarse ahora en la Comisión de Recursos Naturales. Recuerden que era el 2013.
La presentación fue hecha por la Alianza de Ecosistemas – Argentina, integrada por numerosas ONG nacionales y apoyada por Both Ends, el Comité Holandés de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) y Wetlands International que respaldan a nivel universal el Programa Alianza.
Pensarán porqué hablamos de los humedales en Sobre el agua. Simple: porque
los humedales son zonas en las que el agua es el principal factor que controla el medio, la vida vegetal y animal relacionadas con él. Son sitios donde la capa de agua se halla cerca, o la superficie de la tierra está cubierta de agua poco profunda.
Los ríos, como humedales, constituyen una parte fundamental de los ecosistemas terrestres, ya que ellos funcionan como corredores ecológicos para la flora y la fauna dando integridad a los ecosistemas terrestres del planeta.
Tan importante son los humedales que en el año 1971 se realizó en Irán la convención sobre los humedales, llamada Ramsar, por el nombre de la ciudad en que 119 países firmaron un compromiso, que nuestro país aprobó por Ley Nacional n° 23.919, y donde hay incorporados más de 1.042 humedales en el mundo, 21 de los cuales son argentinos, pero es fundamental bregar por la incorporación de muchos más.
Existen muchas definiciones del término humedales, algunas basadas en criterios principalmente ecológicos y otras más orientadas a cuestiones vinculadas a su manejo. La Convención sobre Humedales Ramsar los define en forma amplia como: “las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”. Más de 40% de las especies de flora y fauna del mundo y 12% de todas las especies animales se encuentran en los humedales de agua dulce; y algunas de ellas no habitan en ninguna otra parte del mundo. Y aquí tenemos que repetir el concepto de Bradley Cardinale profesor en la Universidad de Michigan (EEUU): “La diversidad de un hábitat natural permite limpiar los contaminantes que se liberan en el medioambiente, por lo que la pérdida de la biodiversidad, causada por la extinción de especies, podría poner en peligro la capacidad del planeta para limpiar lo que el ser humano ensucia”. Y esta biodiversidad depende de los humedales.
Además, los humedales desempeñan un papel esencial en la adaptación al cambio climático, y la progresiva invasión y pérdida causa daños ambientales graves y a veces irreparables
En la última década es notoria la llegada de nuevos actores especuladores a los humedales que los han visto como negocio, y están causando un cambio cualitativo sobre el ecosistema, modificando el territorio según sus intereses e ignorando las disposiciones respecto de las quemas, la alteración de cursos de agua o el control de plagas. A esto lo dice el convenio Ramsar, y todo eso está pasando al lado nuestro sin que veamos que se actúe, hecho que no nos extraña porque nuestro país no estuvo presente el día 21 de Septiembre, en la cumbre de la Organización de Naciones Unidas sobre cambio climático; hecho que preocupa a todo el mundo desarrollado.
Y en lo que a nuestra ciudad y a nuestra provincia respecta, la Constitución Nacional, en su artìculo 124, referido al dominio de los recursos naturales, dice: “corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio” y la ley provincial 11717 dispone la protección de los humedales y del medio ambiente.
Quiere decir que, independientemente de la responsabilidad, o irresponsabilidad, de la nación, nuestros políticos, así como promueven leyes para polarizar los vidrios de los autos, pueden actuar en estos temas que son trascendentales y hacen a la salud y al futuro de la vida humana.
Hacemos un llamado profundo y solidario para que así sea.

Como les dijimos, lo leído corresponde al año 2013, pero las cosas cambian, y también los humedales. Piensen que el convenio Ramsar es del año 1971 y, además, cada región tiene particularidades propias. Todo eso planteó, al Congreso de la Nación, en el 2016, el Dr. Juan José Neiff, un referente internacional en la materia, que estará con nosotros para ilustrarnos y actualizarnos.