Progr.17-II-19. La muerte en moto – Pedidos solidarios – Retrospectiva de malleros y agua potable – Reproducción programa de 2016 – Entrevista Ing. Carlos Mayol

 

 

 

Progr. 17-II-19  Audio completo en

https://www.ivoox.com/32622694

Lo escrito, en: www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0

 

– – – –  Me habló un amigo, Conrado Leal, realmente consternado por la muerte de una excelente mujer, Noemí Gorosito, quien fuera atropellada y abandonada por un despreciable motociclista. Su mayor deseo es pedir ayuda para encontrar al homicida, pero, nosotros, insistimos en que tiene mucho que ver el caos de estos vehículos, responsabilidad que los gobernantes no son capaces de implementar.

– – – Hoy, nuevamente, repetimos un par de avisos, que son de nuestro interés, pero no personal, ambos tienen el mismo objetivo ampliar nuestra acción por el bien común.

– – – – – Invitación solidaria: invitamos a políticos, autoridades, ONG, personas solidarias, y todo el que pueda aportar algo al bien común, a participar de unos minutos en nuestro programa. El único requerimiento es que sea útil para todos. Se contactan y coordinamos.

– – -Petición solidaria. Vamos a copiar el mensaje de un programa, comercialmente rentable, pero que es la antítesis del nuestro. Piden publicidad y prometen hacer ganar dinero. Nosotros pedimos auspicios, que nos ayuden a ampliar nuestra acción por el bien de toda la gente, y ofrecemos; ganar autoestima, sentir amor solidario con sus semejantes, el bien común, la naturaleza y alegría espiritual.  Si les interesa, nos contactan.

– – – – –  Como ya comprobarán, esta navegación va a ser una retrospectiva de luchas iniciadas años atrás, y, el programa pasado, nos anticipábamos diciendo: que cerrábamos el año del tema Maratón y contaminación, que venimos planteando desde hace seis años, y retomaremos el verano siguiente, intentando no sigan aumentando los cientos de miles de vasos y objetos plásticos que contaminarán el río durante más de 400 años, y pueden producir malformaciones fetales, y seguiremos pidiendo que se fije una piolita a los vasos y se retornen a las embarcaciones, luego del uso de los nadadores. Y cuando decidíamos abandonar el tema por unos meses, para no ser demasiado densos, nuestro amigo Marcelo Rousic, nos hizo llegar un ejemplar de El Ambientalista en donde, su contratapa, destaca esta noticia:

Cachalote muerto, en Indonesia. Contenido de su estómago: 115 vasos plásticos – 25 bolsas plásticas – 4 botellas plásticas,

¿Quién puede afirmar que en la muerte del pobre cachalote, no tuvieron nada que ver los vasos plásticos que nuestras autoridades permiten que se arrojen al agua, en las maratones acuáticas?

A fines de 2017, Naciones Unidas dijo que la vida marina estaba sufriendo «daños irreparables» por las aproximadamente 10 millones de toneladas de desechos plásticos que terminan en los océanos cada año.

El Informe sobre el Futuro del Mar, publicado a inicios de este año por el gobierno del Reino Unido, advirtió que la cantidad de plástico en el océano podría triplicarse en una década. Y para que no se sienta solo, este querido hermano acuático que es mamífero, y respira aire, igual que nosotros; el pasado mes de junio, una ballena murió en el sur de Tailandia, después de tragar 80 de estos artículos plásticos. Dijo Albert Schweitzer:  “No me importa si un animal es capaz de razonar. Sólo sé que es capaz de sufrir, y por ello lo considero mi prójimo”. –

– – – – –  Hoy, resolvimos volver algo más de dos años atrás, y a uno de los programas en los que tratamos, seriamente, el tema del agua potable. Cabe hacer notar que ya, en esa fecha, hacía varios años que planteábamos este problema, que nos preocupaba y nos sigue preocupando.

La decisión fue repetir, exactamente, lo difundido el 18 de diciembre del 2016, con la doble finalidad de comprobar si hubo algún tipo de cambio, y por otra parte, intentar recibir alguna respuesta u observación de las autoridades responsables.

Al recurrir al archivo, verificamos que, en esa misma fecha, realizaban un corte de ruta los pescadores malloneros; otro tema por el que venimos peleando, para que se preserven los recursos naturales, se protejan nuestros bienes y se gobierne en función del bien común.

Esta especial coincidencia, más nuestra adhesión a los principios del maestro Ryszard Kapuscinski, que sostenía:  El verdadero periodismo es intencional… Se fija un objetivo e intenta provocar algún tipo de cambio, han hecho que, repitamos, íntegramente, este antiguo y actual programa.

Recuerden: todo lo que sigue, se planteaba el 8 de Diciembre del 2016.

– – – – –  Ante la noticia de unos días atrás sobre un posible corte de ruta, por parte de en sector de pescadores, que reclaman subsidios del gobierno, y la actual, que denuncia campamento de depredadores, es que nuevamente planteamos el tema de la depredación ictícola.
Primero creo que corresponde separar a los pescadores artesanales de los depredadores o malleros. No hablamos de los pescadores artesanales, los pescadores de siempre; los que pescaban para alimentar a su familia y vendían algo de sus capturas a la comunidad, mediante puestos o venta callejera, y que están, como los peces, en extinción. Son los que utilizaban espineles y recorrían día y noche los anzuelos, en sus canoas, para obtener buenos peces; el sustento diario, que nunca faltaba.
Los malleros, utilizan mallas prohibidas, y no pescan, arrasan con todo lo que está en el agua, no importa calidad ni tamaño, interesa solo la cantidad. Esto trae aparejada la muerte de peces muy jóvenes y la interrupción del proceso reproductivo, lo que lleva a la extinción de las especies.
Es decir; son los responsables de que no haya peces.
Como siempre decimos; en un pueblo, matan a todas las niñas cuando cumplen 6 años. ¿Quién procrea? En poco tiempo ese pueblo desaparecerá.
Pero primero tratemos de poner blanco sobre negro.
Los malleros son los mejores informados de las medidas de las redes y de los peces (nuestros peces, mis peces). Sin embargo sacan peces fuera de medida, con mallas prohibidas ¿No se dan cuenta? Los acopiadores reciben (Sin relación ni factura) pescados ilegales ¿No se dan cuenta?
Los  frigoríficos hacen, todo junto, lo no permitido. ¿No se dan cuenta?
El Sindicato de Pescadores, acepta y participa (¿O no están al lado de los trabajadores?) en toda la cadena ilegal ¿Tampoco se dan cuenta?
Los frigoríficos, y los pescadores, fuera de la ley, embolsaron mucho dinero estos años ¿A usted le pagaron algo por la utilización de nuestras aguas, la casi desaparición de nuestros peces, la alteración de la biodiversidad, el deterioro del ecosistema y el equilibrio ecológico?

Y nuestros gobernantes que permiten el sucio negocio de los frigoríficos, y el saqueo y la ilegalidad de depredar nuestros recursos naturales, también deben hacerse cargo, y hacer cumplir las leyes. Se lo decimos por si no se dan cuenta.

Sin ánimo de dramatizar, esta actividad, tal como está planteada, es una estafa a los ciudadanos, amén de la destrucción de los cimientos de la vida sobre el planeta ¿O porqué creen que, esto que se hace aquí, está prohibido en todo el mundo?

 

– – – – –  Y, ahora, continúa la reproducción del tema Agua potable. Como siempre, primero planteamos nuestra visión, y luego, recurrimos a la opinión de una persona autorizada. En este caso, vamos a escuchar la grabación de la entrevista al Ing. Carlos Mayol; una autoridad en la materia, que vale la pena escuchar para aprender.

Antes, leo lo que decíamos en el 2016.

Nosotros valoramos la palabra y la verdad. Les cuento; Cuando empezaron las noticias sobre problemas con el agua potable, preparamos un programa sobre el tema; la idea era fundamentarlo con el ingeniero Carlos Mayol y, luego, plantearlo al diputado Leandro Busatto, para intentar interesarlo.

A raíz de algunos inconvenientes que tuvo el Ing. Mayol, programamos al revés; primero el diputado y, luego, el ingeniero. Así lo planteamos el domingo pasado, pero el diputado Busatto se comprometió, pero no cumplió. El publicitario de los diputados propicia el diálogo, pero nosotros no lo logramos.

Hoy empezamos, de nuevo, hacemos lo que no pudimos, y va a estar con nosotros el Ing. especialista Carlos Mayol, un referente en la materia, comprometido con el bien común, para echar luz sobre el tema. Después veremos si algún político acepta dialogar.

Un funcionario, de la actual empresa que maneja el agua potable dijo que hay dos tipos de intervenciones necesarias; primero, el control de fugas, ya que el 40% de la producción se pierde. Segundo; las obras. Y, respecto a las obras, dijo: se ejecutará una nueva toma, y una ampliación de la planta potabilizadora. Una inversión de 70 millones de dólares,

Hace un tiempo decíamos: ¿Cuántos millones de litros de agua se van en pérdidas, mangueras abiertas mientras se lavan autos, piletas de natación y otros usos irresponsables del agua?

La inversión en medidores de consumos, exige un monto, seguramente menor, que luego es recuperada porque se le cobra al usuario. De esa forma se reduciría notablemente el consumo de agua, se establecería un pago justo, acorde al uso, y, es probable, no sería necesario ampliar la planta.

Hoy, queremos saber si las instalaciones y los costos en productos químicos necesarios para potabilizar el agua cruda, está en relación directa con la pureza del agua que se toma del río. En este caso del río Santa Fe, aguas abajo del Club de Regatas, en donde funciona una toma provisoria, desde hace más de 30 años, y en la que el agua que se extrae, según informes de la DIPOS, del año 1995, duplica y triplica los coliformes totales y fecales del agua del río Colastiné, sin contar la contaminación química, proveniente de la zona de quintas al Norte de la laguna Setúbal. El informe tiene más de 20 años, imaginen hoy; con el crecimiento demográfico y el auge de los agroquímicos.

En este aspecto, la ley 10360, de hace mucho tiempo, dispone: Declárase de interés prioritario para la Provincia de Santa Fe, el estudio y las construcciones necesarias para la rehabilitación del acueducto Colastiné – Santa Fe con el fin de obtener agua cruda, libre de contaminación extrema para la ciudad de Santa Fe. Todo esto es avalado, desde hace mucho tiempo, por científicos e investigadores de la UNL y el CONICET.

Considerando la importante reducción de costos, que se produciría, tomando agua del río Colastiné, y la incidencia fundamental en la salud de la población, informada por Dr. Robert Morris, investigador del Colegio Médico de Wisconsin, Estados Unidos, que dijo: “Mientras más cloro se use, más peligrosa es el agua. La relación entre el cáncer y la resultante del tratamiento del agua potable con cloro, parece ser mayor a medida que se aumentan las dosis de cloro”, ratificado por numerosos centíficos, y recientemente avalada por un estudio realizado por el Consejo para la Calidad del Medio Ambiente de los EE.UU., que demostró que el riesgo de CÁNCER entre quienes BEBEN AGUA CLORADA es un 93% más alto que entre aquellos cuya agua no contiene cloro, nos preguntamos: Si se evita una gran inversión, si se ahorra mucho dinero en productos químicos y, fundamentalmente, se protege la salud de la población: ¿Cuál es el motivo por el que no se toma agua del río Colastiné?

Ahora, por su contenido, y porque cada vez nos resulta más difícil contar con gente idónea y comprometida con el bien común, vamos a escuchar la prometida grabación de una entrevista, realizada en 2016, al Ingeniero especialista Carlos Mayol, que recomiendo escuchar con mucha atención, para cultivarnos y aprender procesos que tienen que ver con nuestra salud y la vida diaria,  aclarando que sus palabras ratifican lo sustentado en el 2014, y, esperamos, que sus juicios aporten claridad y resulten motivadores para generar alguna señal de los responsables del tema.

  • Ing. Carlos Mayol – Dur. 21 min.