Progr. 9-XII-18 – Subdesarroollo y vergüenza nacional – Asesinato de seres vivos – Glifosato masivo

 

 

Progr. 9-XII-18  Audio completo en

https://www.ivoox.com/30660638

Lo escrito, en: www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0

Hoy, vamos a tener  dos singladuras cortas, antes de arribar al puerto elegido.

– – – – – Primero, una especie de editorial, como dicen los periodistas serios, a partir de noticias que escuchamos, y que nos hicieron derrumbar el concepto de medioambiente ético, que sustentamos.

Primero, recordamos nuestro atisbo de inclusión global, con el arribo de Colón, nuestra transformación, a partir del llamado descubrimiento, y nuestra rápida evolución, que nos hizo renegar del descubrimiento, del día de la raza, de la hispanidad y, el inicio de  nuestra relación con la madre patria, pasó a ser el Día del Respeto a la Diversidad Cultural.

Diversidad que, parece, subsiste como en sus orígenes, y nos la hicieron notar el fútbol y las barras bravas, mostrándole a nuestra mami, que nuestra evolución y crecimiento cultural no alcanza para sentirnos libertadores, ni integrarnos a los mayores y comportarnos como niños buenos; por eso, ella nos recibe en su casa para que concretemos lo que tenemos ganas, pero sin hacernos daño.

Pero eso ya pasó, y es así. Ahora las noticias recientes.

Los forajidos mayores de las barras bravas armonizaron sus roñas, y se pusieron de acuerdo para viajar a la madre patria, ya que no están presos y tienen dinero de sobra para hacerlo. Así lo entendió, y comprendió, la justicia argentina, a quien le pareció bien que la Argentina esté dignamente representada. Lamentablemente los extranjeros no tienen la suficiente cultura, como para interpretar los valores auténticos de la argentinidad, y, es posible, que no permitan que nuestros honorables representantes, presencien el magno acontecimiento patrio.

Otra información, de nuestro terruño, fue brindada por periodistas del sur de la provincia; que parecen tener más preparación, solvencia,  responsabilidad y patriotismo que el gobierno y todos los organismos especializados. El tema es que un alto funcionario policial, vivía en la propiedad de un narcotraficante. A partir de allí se comienzan a hilvanar disímiles actores, que, al parecer, no estarían ajenos a negocios nonc santos, que tienen que ver con inmobiliarias, funcionarios del gobierno, de las fuerzas de seguridad, etc. Y pueden llegar hasta la justicia; es decir: casi no hay límites que impidan al dinero, corromper los principios éticos.

No sabemos si todo es tan así y se llegará al fondo de la cuestión, pero lo triste y lamentable es que, en este país, es imposible no encontrar mugre, en cualquier lugar en que se escarba un poquito, y lo más terrible es que el único y fundamental objetivo es el dinero. Solo el dinero.

Por otro lado escuchamos a una funcionaria, de la que no dudamos sus buenas intenciones, decir que, ahora se va a saber quienes son los buenos, y quienes los malos. Y recordamos a Nicolás Guillén, y su Son Entero: San Berenito, todo mezclado, todo mezclado, uno mandando y otro mandado, todo mezclado, todo mezclado.

Tenemos un estado que no cumple, ni hace cumplir las leyes, y tampoco difunde e informa con claridad, como corresponde. Y, rodeando el poder, nosotros; el pueblo, que se acomoda a lo que tiene ganas, sin respetar sus deberes ciudadanos, ni cumplir las leyes que conoce, aunque sean simples y elementales.

Como dicen los vagos; Es lo que hay.

– – – – Y, ahora; otro pensamiento sobre otra noticia radial.

Un grupo de abogados presentó esta semana un recurso de amparo contra el gobierno provincial por el estado de la  “Granja La Esmeralda”.  El objetivo es que se deje de exhibir a los animales como entretenimiento para los visitantes, situación que, dicen, estresa a los animales y les provoca sufrimiento.

En la entrevista, un periodista hizo referencia a los niños que, dijo, se preguntarán

¿Porqué están encerrados? Es gratificante que juristas sensibles accionen en defensa de los animales, ya que éstos no pueden pagar sus honorarios, pero, una visión amplia del tema, suena como ficticio o parcial.

Es probable que los animales se estresen, y que los niños pregunten porqué están encerrados, pero están vivos, y la mirada de un niño no puede hacerles más daño que un anzuelo o una bala. Y lo decimos porque se ignora, y no se intercede por los animales que son asesinados por deporte. Si, por deporte, porque, aunque los animales no están enterados, ellos son los contendientes de los pescadores y cazadores, en la matanza necesaria para la práctica de la pesca y caza “deportiva”.

Y, mientra los adultos imaginan que los niños se preguntan el porqué del encierro, existen cantidades de padres que enseñan a sus hijos a pescar y a cazar y, paralelamente, circulan revistas sobre estos mal llamados deportes, con fotografías de seres triunfadores y orgullosos, posando con animales que ellos han tenido la valentía de matar y la posibilidad de exhibirse, porque participan del deporte que practica la muerte de seres vivos y genera un negocio que produce dinero.

Pedimos a estos abogados, que tienen la posibilidad de hacerlo, pidan la prohibición de considerar juego o deporte, al asesinato de seres vivos, y, de paso, también la exportación de peces de río -recursos naturales de nuestra propiedad- y la ilegalidad de su ejercicio, que está produciendo la extinción de la fauna ictícola.

“Del asesinato a los animales al asesinato a los hombres sólo hay un paso“. L. Tolstoi

¡Otra vez la pelota al patio! Decían los chicos, y a nosotros nos pasa lo mismo. El domingo pasado reiteramos, por enésima vez, el tema agua potable, y hoy repetimos la historia, con los agroquímicos, y el glifosato, y, nuevamente, invitamos al Dr.Roberto Pozzo, investigador del Conicet, integrante del Cepronat,  del Foro santafesino por la salud y el medioambiente y del colectivo Paren de fumigarnos, quien, como se ve, es un estudiosos del tema y se preocupa por el bien común.

Pero para que no crean que somos los únicos pesados que machacamos problemas que dañan a la gente, desde hace años, científicos del CONCET y de la Universidad de la Plata, el mes pasado, difundieron este informe.

Su título: Llueve glifosato en media Argentina, y dicen:

En 2012 difundimos estudios científicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota y del Servicio Geológico de los Estados Unidos de contaminación del agua de lluvia con glifosato en Estados Unidos, que mostraban se podía recoger hasta 2,5 gr de glifosato por cada litro de lluvia. En Argentina ahora investigadores del CONICET recogieron hasta 67,2 gr por litro de agua de lluvia, demostrando que las derivas de agrotóxicos son incontrolables. Y agregan la traducción de un artículo que publicaron en una revista inglesa. Leemos:

Hay Glifosato y atrazina en lluvia y suelos de áreas agroproductivas en la región de las pampas en Argentina. Lo traducimos para que sea accesible a todos los médicos de nuestra Red, los vecinos que respiran este aire contaminado en todo el país, los periodistas, los agricultores, los agrónomos y al público en general, para que se conozca como el modelo de agricultura tóxica vigente contamina todo el ambiente generando niveles de exposición crecientes, y menciona, también, contaminación y persistencia de glifosato en aguas superficiales y subterráneas de Argentina, España y EEUU.

Por otra parte, la Corte interamericana de derechos humanos aseveró que el derecho a un medio ambiente sano es un derecho autónomo por cuanto se trata de proteger la naturaleza y el medio ambiente no solamente por su utilidad, y la salud del ser humano sino por su importancia para los demás organismos vivos con quienes se comparte el planeta, también merecedores de protección en sí mismos”

Y, en lo que a nosotros concierne, decíamos en un programa de tres años atrás; La realidad nos hace volver sobre un tema que ya tratamos, pero no podemos soslayarlo porque los medios deben cumplir una función social, y su divulgación está relacionada con la vida humana actual y futura. Y leiamos otra noticia divulgada por científicos:  Contaminación de ríos. Los resultados fueron alarmantes en los tramos del Paraná que comprenden a las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, que están altamente contaminadas con el herbicida glifosato. Los resultados fueron alarmantes, lo publicó la revista internacional Environmental Monitoring and Assessment y está basado en un trabajo realizado por Alicia Ronco, Damián Marino y otros investigadores del Conicet, en los años 2011 y 2012.

Otra revista francesa denuncia la presencia de glifosato en tampones y toallas femeninas de las marcas Tampax y Always.

La empresa Corman, confirmó glifosato, que es el ingrediente activo en el herbicida Roundup de la agroquímica transnacional Monsanto, en todos sus productos a base de algodón.

La Universidad Nacional de La Plata, constató presencia de glifosato en el 85% de los productos de higiene que tienen como base el algodón.

Según la Organización Mundial de la Salud, el glifosato tiene una alta probabilidad de generar cuatro tipos de cáncer: Hepático, Páncreas, Riñón y

Linfoma. Esto motivó que el químico fuera prohibido en 74 países.

Respecto al estudio de los científicos, el Subsecretario de Gestión Ambiental del Gobierno de Santa Fe indicó que los niveles de glifosato hallados por el estudio del Conicet “no son alarmantes”. En las mismas declaraciones, contradictoriamente, el funcionario, afirma no haber leído el informe aún.

Siete días más tarde, el 29 de Julio, una publicación de Paraná, anunciaba que Entre Ríos, trabajará para identificar las fuentes que contaminan el río con glifosato, en el marco de la reunión del Consejo Federal del Medioambiente, que nuclea a todas las provincias. La preocupación surge a partir del informe que leímos y que tratamos en un programa anterior, y a los que el funcionario santafesino restó importancia. Al respecto, la secretaria de ambiente de Entre Ríos, Belén Esteves, dijo que; enterada del informe, tomó contacto con la fuente para evaluarlo con todos los técnicos. Lamentó que se haya conocido 4 años más tarde y planteó, en el ámbito federal del COFEMA, una línea de trabajo conjunta, respecto al río.

En otros puntos de sus declaraciones, remarcó la importancia de contar con una ley que plantee un nuevo modelo de producción que tenga como eje el desarrollo sustentable, y dijo;  “Todo lo que no está prohibido se puede hacer, entonces ahí tenemos un problema jurídico, un derecho ambiental vulnerado. Planteó la necesidad de realizar una actualización del informe y dijo que su Secretaría está trabajando seriamente en el tema.

No somos científicos, pero nos jactamos de cultivar el sentido común. Nos preocupa todo lo que tiene con el medioambiente, la biodiversidad, el bienestar de la gente y no comprendemos como algo que no tiene importancia para nuestra gente, cobra relevancia cruzando el río.

No podemos emitir un juicio fundamentado, pero creemos que es necesario aclararlo y tratar de determinar cual es la realidad y el grado de atención que debe prestarse al informe, con relación al agua y a la salud de la gente.

Pero avanzando, y llegando a nuestros días nos alegramos porque, si es Bayer, es bueno, y leemos que Bayer compró Monsanto. Pero, después, nos damos cuenta que somos presa fácil del marketing, y, avanzando sobre lo superficial, nos enteramos que Bayer estuvo ligada al fabricante del producto Ziklon B, un pesticida, a base de cianuro, que se usó para aniquilar a miles de seres en los campos de exterminio nazi. Y ahora tiene Monsanto, el fabricante del agente naranja, usado por los yankis en la guerrra de Vietnam. Cuando, quien hace un negocio, le dice que algo es bueno, sepa que es bueno para ellos, fundamentalmente.

Imaginen¸ si van a ser seis años que estamos aquí, defendiendo el bien común, y nadie nos lleva el apunte, a ese nivel ¿Quién podrá ayudarnos?

Pero seguimos peleando. Este es un combate por la supervivencia, esta es nuestra guerra, en la que ningún ser inteligente puede estar ausente.

Debemos tener claro que esta es la batalla más cruenta y despiadada de la historia, y que nuestros enemigos no respetan los códigos de ninguna guerra convencional. La lucha no es entre soldados e iguales, plantea la muerte de niños, mujeres y ancianos, sin ningún tipo de compasión y en forma inmediata, o a largo plazo, en una estrategia aterradora, planificada en forma oculta e invisible, para que la gente común no tome conciencia de la muerte que se avecina.

Esta es la verdadera guerra universal que atenta contra nuestra vida, la de nuestros descendientes y contra la cual debemos luchar. No es fácil; el ejército de los contaminadores está formado por batallones poderosos y gente indiferente e ignorante que se ha plegado a ellos, sin tener conciencia ni dimensión de lo trágico que puede resultar su cómoda alianza con bandas nefastas, que privilegian sus intereses a costa de la vida.

Esta es nuestra guerra de hoy, que nos compromete a ser soldados de la vida y a preparar batallones jóvenes que luchen por la permanencia de los seres vivos en el mundo. Que cada una de las personas sepa, que cada pequeño acto contaminante lo convierte en un enemigo nuestro, de su gente y de la humanidad.

ENTREVISTA DR. ROBERTO POZZO