Progr. 30-XII-18. Lenguaje inclusivo – Llegada al 6to. año – Medioambiente urbano: obras visibles – Mugre y mugrientos – Actualizando temas: 2013 -2016 – Medioambiente: diálogo con Antonio Brailovsky.

 

 

 

 

Progr. 30-XII-18  Audio completo en

https://www.ivoox.com/31102474

Lo escrito, en: www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0

Antes de zarpar, una pregunta, a raíz del mensaje de un político.

En nuestro idioma oficial, y genuino, la palabra argentinos integra e incluye, absolutamente, a todos los habitantes de la provincia. Si decimos: argentinas y argentinos ¿Es inclusivo, o genera lo contrario?

 

– – – – No es fácil pero ya entramos en la media docena de años, realizando travesías para arribar al puerto del bien común. No se si es un mérito, pero hemos concretado algo así como 600 singladuras, con asistencia perfecta, durante los seis años, y creo que hemos cumplido con nuestro axioma: La palabra sin acción es ficción.

Créanme que no ha sido fácil, y cada vez es más duro. Es simple; cuando se defiende el bien común se choca con intereses particulares poderosos, y cada vez se hace más difícil contar con aportes de gente idónea; porque el ingreso monetario, de gran parte de ellos, depende de empresas o instituciones comprometidas con el poder.

Solo contamos con la ayuda de siete auspiciantes amigos, comprometidos con el bien común, que nos permiten comprar este pequeño espacio, pero si hay gente solidaria que quiera ayudarnos, tal vez logremos estar más cerca y más tiempo.

Dos visiones del medioambiente urbano, antes de embarcarnos y recordar rumbos de años pasados. Escuchamos reclamos por partidas de dinero, para reconstrucción de edificios céntricos y visibles. Pensamos que lo fundamental para el bien común, está en lo invisible y esencial que, aunque no se vea y esté alejado del centro, hace a la vida cotidiana que debe transitar todo el pueblo. Y habando de tránsito y cotidianeidad ¿Es imposible controlar motos sin patente y gente sin casco con niños? Además del orden elemental, evitaría muertes y el libre tránsito de motochorros.

Segunda visión. Mugre, es roña, basura, y el que produce mugre, es un mugriento.

Hace seis años que pedimos se emitan mensajes ecológicos, en las reuniones que se producen en la ribera de nuestra ciudad, y gran número de gente, sobre todo jóvenes, se reunieron para Navidad. La muestra de ello; la mugre acumulada, que fue noticia la mañana siguiente. Se habla de una juventud que ha tomado conciencia de los problemas medioambientales ¿Dónde está? Seguramente muchos de ellos la tienen, pero deben ser agentes de cambio, responsables y solidarios, y hacerle notar, al que no lo es, lo inadmisible y negativo de ser contaminador, y el personal de seguridad, sería lógico que controle las infracciones contra el medioambiente.

Ojalá las noticias futuras hablen de reuniones de jóvenes, que son un ejemplo para la comunidad, y no de una banda de mugrientos.

– – – – Y, como creemos que debe ser, arribando a un nuevo año recordamos, y actualizamos, las deudas pendientes; como una forma de retomar la navegación que nos lleve a un puerto de soluciones imprescindibles y definitivas que hagan al bien común y a una vida solidaria con el prójimo y con la naturaleza.

Mientras estemos a flote, seguiremos avante contra viento y marejada.

Y como para remarcar nuestra voluntad y coherencia, recordamos nuestro primer año, luego de la botadura de nuestra nave, en el año 2013.

Decíamos: Nuestra travesía no es un crucero de placer, con diversión, espectáculos y premios por eso, quienes se embarcan, comparten nuestra navegación y nuestro criterio utilitario. Ese es el fin de nuestro programa; ser útil para conseguir concientizar a nuestros embarcados sobre los problemas actuales que comprometen el futuro de la humanidad. Por lo que dijimos, porque no es fácil tener rating cuando se pretende hacer pensar y asumirlo, es que estamos doblemente agradecidos a quienes navegan con nosotros, más allá de los intereses egoístas y materiales.
Tampoco fue fácil tratar algunos temas que defendían la vida de la gente, pero que tocaban intereses del poder. No obstante ello, hoy estamos aquí y, parece que vamos a seguir el año que viene ¿Y saben porqué?
Porque, a pesar de vivir en un mundo caótico y egoísta, hay quienes se preocupan por el prójimo y el futuro de la humanidad, plasmando en acciones sus intenciones, tal es el caso de nuestra Universidad Nacional del Litoral (y digo nuestra, porque yo también soy egresado). La Universidad ha incorporado, a la carrera de Derecho, una Especialización en Derecho Ambiental, realizando jornadas formativas y a las que hemos sido invitados a disertar. Un honor. Creo que este es nuestro mayor respaldo moral y concreto a nuestras intenciones, y el que nos hace fuertes para seguir adelante, y, por eso, queremos agradecer a su rector, el Dr. Albor Kantar.

Para hacernos entender; días pasados, en un espacio musical, en donde los oyentes pedían temas, el locutor se sentía gratificado y feliz por la cantidad de gente que se comunicaba. Seguramente pasa lo mismo en los programas de entretenimientos o que hacen regalos y la participación es numerosa y complaciente, y ni hablar de programas, como el de Tinelli, en donde el rating es la envidia de los sedientos de fama o dinero.

¿Se entiende? La música alegra, lo frívolo entretiene, los regalos agradan, y la cantidad de gente que ve o escucha un programa, lo hace económicamente conveniente, o no, y es así como funcionan, hoy, la mayoría de los medios de comunicación, en base a la ley de oferta y demanda.

Pero ¿Ustedes creen que la mayoría de la gente que, únicamente, adhiere a esos programas, piensa en el prójimo o va más allá de su interés personal?

Lamentablemente, todo lo dicho, no sirve. La realidad es que muchos, haciéndose ver, gratifican a quienes lo hacen y aumentan el rédito del programa  y del medio.

¿Saben la definición de complaciente?  Que está interesado en complacer a los demás, concediéndoles lo que piden o no criticando sus errores. Nosotros, para bien o para mal, no somos complacientes, y a nadie le gusta que le digan lo que está haciendo mal. Y lo que se está haciendo mal es lo que atenta contra la salud de la gente y el futuro de la humanidad ¿Les parece poco?

Por eso nos plantamos ante el poder y los intereses particulares para defender el bien común, y creemos que en cada programa hacemos miles de obsequios para quienes son solidarios y valoran nuestros regalos solidarios, que son positivos para ellos y su descendencia.

Nuestra posición es firme y clara, y vamos a terminar con frases de gente sabia, en las que encontramos sustento para seguir adelante; la primera; “Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones.” (Séneca).

 

– – – –  Ahora, avanzamos un poco, y recordamos singladuras del 2016.

Hoy, nuestra travesía  está jalonada por reclamos y llamamientos para intentar encontrar respuestas a los temas que planteamos, y que solo pretenden solucionar problemas que afectan al bien común.

Como se darán cuenta, no tenemos publicidad oficial ni de grandes empresas, solo nos ayudan un grupo de amigos solidarios con el medioambiente.

Es cierto que nos gustaría tener un ingreso que pague el trabajo que dedicamos, pero, también es cierto que la escasez de ingresos nos permite ser realmente independientes y no depender de alguien. De los aportes económicos que recibimos de nuestros amigos; la mayor parte es para pagar el espacio a la radio, pero no importa, porque nuestra mayor ganancia es hacer el programa y sentirnos útiles y solidarios con el bien común.

Lamentablemente, y también somos conscientes, no somos populares, no tenemos poder, no sorteamos regalos ni ofrecemos espacio para publicitar intereses políticos o personales. Cuando invitamos a alguien es para plantearle problemas irresueltos que afectan al bien común, y, aunque no guste, son verdades.

Dijo Séneca “Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones“. Siempre nos preguntamos si es por eso que nos resulta tan difícil conseguir gente influyente que responda nuestra invitación a participar, cuando es la posibilidad de comunicar las verdades que, si existen, son irrebatibles.

Realmente me rebelo ante hechos incongruentes, desde una visión desinteresada y humanitaria, cuando leo que, por el día de la cumbia santafesina, estuvieron todas las autoridades. El gobernador se mostró eufórico ante la presencia de la gente que construye cultura, y la ministra de Innovación y Cultura, enalteció la cumbia como el lugar en donde la mente y el cuerpo son la misma cosa. Disiento con la ministra; no quiero que mi mente sea una cumbia o un bombón asesino. Mientras tanto no conseguimos que alguien actúe ante ilícitos que atentan contra el medioambiente, y no pudimos lograr que el Ministerio de Innovación y Cultura, nos permita colaborar en la acción de concientizar sobre este tema, a los chicos de las escuelas.

Hay música que aporta a la educación de los pueblos, pero, seguramente, la vida y el cuidado de la naturaleza, que posibilita la vida, está por sobre las preocupaciones que vemos en quienes gobiernan un pueblo. Si alguien nos escucha proponemos el día del paisaje ribereño, de los ríos o de los humedales santafesinos. Tal vez, con un festejo marketinero, logremos darle la misma importancia que a la cumbia, el chorizo colorado o el ñoqui.

Y decíamos, a fin de año:

Un saludo agradecido y afectuoso al año que se va, porque, seguramente, gran parte de lo que logremos, en el ignoto, deseado y bienvenido año nuevo,  es fruto de lo que vivimos, e hicimos, en el tiempo compartido que nos regaló el  año viejo. Son lindos los regalos, pero agradecer, y pagar deudas, es obligatorio. Y cuando decimos pagar deudas, no hablamos solo de dinero, hablamos de deudas morales, sentimentales y cualquier asignatura que haya quedado pendiente, con uno mismo y con el prójimo. Y deudas para con el prójimo, son las que vamos a tratar de recordarles a quienes son responsables y tienen la doble obligación de resolverlas; porque afectan al bien común, que es su mayor responsabilidad y, además, les pagamos para hacerlo.

Antes de los reclamos; las gracias para los pocos que nos apoyan; nos hacen sentir que somos útiles y son concientes que solo respondemos a intereses solidarios por la vida de toda la gente.

La idea es recordar las deudas de quienes tienen posibilidades de actuar. Lamentablemente, este es un país con gran proporción de hipócritas y negociantes; los políticos hacen marketing publicitando el diálogo; pero no atienden el teléfono. Se proclama el amor a la naturaleza, y se promociona la pesca y la caza como deporte.

Como comienzo de nuestra lista, vale recordar las acciones realizadas para evitar los delitos que atentan contra los recursos naturales; fundamentales para la vida, y que son de nuestra propiedad.

Leo correo enviado, el 2 de enero, al Ministerio Público de la Acusación; me dirijo a Uds. solicitando informes, o alguna señal, que certifique que los derechos de los ciudadanos, que se difunden, son reales y no mera propaganda. La primera denuncia, fue en el 2015, luego de un año de seguimiento, se me informó que se había derivado a la Nación; cuando el delito, de acuerdo a varias leyes y a la Constitución, es provincial y municipal. Se hizo una audiencia y se labró un acta, con fecha Junio 2016, se presentó otro reclamo personal… en fin; una serie de acciones que no tuvieron la más mínima respuesta, ni consideración.

Las acciones estaban referidas a los cables de alta tensión, a baja altura, sobre el río Coronda y los cierres de cursos de agua. Al mismo tiempo, se realizó denuncia en la Defensoría del Pueblo, que, haciendo gala de la misma ignorancia, también lo derivó a Buenos Aires. Nos prometieron una audiencia con el Defensor del Pueblo; estamos esperando. Estas denuncias también se hicieron a políticos, personalmente a la intendencia, y se trasladó, en persona, a autoridades municipales, para que constaten la veracidad de los hechos.

En el caso del arroyo El Negro, por el que arribaron los fundadores de nuestra ciudad, tuvimos el apoyo del historiador Felipe Cervera y del escultor Roberto Migdal, para emplazar un monolito en su boca y ponerlo en valor para evitar su desaparición. La gente común es sensible y colabora; los responsables no aparecen.

Así estuvimos en el Ministerio de Educación, para ofrecer nuestro aporte y crear conciencia medioambiental en las escuelas. Pedimos, reiteradamente, se emitan mensajes ecológicos, en los numerosos festivales de música, y divertimentos en la costanera, para que el río no sea el basurero de los asistentes. En cada maratón Santa Fe-Coronda, pedimos algo tan simple como atar una piolita a los vasos plásticos, con que se alimentan los nadadores, para que se retornen a la embarcación, y no se arrojen al río. Desde el comienzo de los maratones, en la región; se arrojaron más de 250000 vasos plásticos, que estarán 450 años contaminando el agua, y liberando petropolímeros, que pueden producir malformaciones fetales. Al gobierno no le interesa la salud de la población ni la posibilidad de una imagen educativa que transmita responsabilidad ambiental. Algo parecido pasa con la depredación pesquera, donde todos saben todo, pero nadie hace algo. También lo hemos planteado a los responsables. Mientras tanto somos el único país del mundo que exporta recursos naturales, que se hurtan al  pueblo, para enriquecer a unos pocos.

Con el mismo espíritu planteamos lo inconcebible de tomar agua contaminada desde una toma, provisoria desde hace más de 30 años, que necesita, para ser potable, un alto costo en productos químicos y mucho cloro; elemento que, según los científicos, está en relación directa con el cáncer. Inconcebible no tomar agua del río Colastiné;  acción en pro de la salud de la gente, que implica mucho menor costo de potabilización, y está dispuesto por la ley 10.360. En el mismo sentido; el vertido de los efluentes cloacales, para que no se arrojen crudos al río.

Regresando al hoy, y a pocos días de un nuevo año, quisimos compartir esta singladura con políticos o autoridades locales, para plantear los problemas medioambientales a quienes tienen la posibilidad de resolverlos. No tuvimos suerte, y nos vimos obligados a compartir nuestra navegación con un referente nacional e internacional, que evidenciando su altura de hombre de bien y su hidalguía, respondió a nuestra invitación: De acuerdo Hugo ¿Cómo lo hacemos? y un abrazo.

Agradecemos el silencio de nuestros conciudadanos, que nos hizo invitar, y concretar un diálogo enriquecedor, con el licenciado Antonio Elio Brailovsky,  personalidad Destacada de la ciencia, escritor, profesor en universidades argentinas y extranjeras, y un referente universal del medioambiente, con quien vamos a estar, luego de la música; armónica con el tema.

ANTES DE IRNOS, NUESTROS RECUERDOS Y DESEOS.

A los días que vivimos, no los cambia un número. El año nuevo solo modifica un dígito, para evaluar el tiempo vivido. Saber que la esperanza no depende de un número, y pensar qué hicimos para pagar una nueva vuelta gratis al sol, que nos alumbró un año de vida. Correr el riesgo es lo que te salva. Concretá esperanzas con proyectos que sean un aporte solidario para el bien común, y que te hagan sentir mejor persona. Deseo de buena salud, alegría y una vida larga y plena, hermanada con la naturaleza