Progr.23-XII-18. Ambiente terrícola y fluvial – Inclusión – Pilares ex puente – Espacios verdes – Plásticos y basura en ríos: Dr. Martín Blettler

 

 

 

Progr. 23-XII-18  Audio completo en

https://www.ivoox.com/30992919

Lo escrito, en: www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0

 

– – – – Escuchamos: autoridades se reúnen con comerciantes, y actualizan pautas de estacionamiento medido. Es habitual, porque el dinero mueve al mundo, pero, quienes nos gobiernan, y los comerciantes, que viven de nosotros, deben recordar la inclusión; tan actual y declamada. No pedimos que sea gratis, pero, en cada cuadra, debería haber un espacio restringido a vehículos de discapacitados; con la identificación correspondiente, por supuesto. Hay ciudades sensibles; en Buenos Aires, por ejemplo, el último espacio libre, de cada cuadra, antes de la senda peatonal, está reservado a discapacitados. Y hay comercios, que priorizan la atención de gente con discapacidad, presentando el aval que lo  acredita.

La palabra sin acción, es ficción.

.- – – – – La contaminación acústica provoca alteraciones del sueño, aumenta la presión arterial, puede conducir a enfermedades del corazón y es un importante peligro para la salud pública, según afirma un informe que presentó la Organización Mundial de la Salud (OMS). El artículo 41 de la Constitución de la Nación Argentina garantiza a todos los habitantes el derecho a un ambiente sano y equilibrado, y establece la obligación de particulares y autoridades de preservarlo.

En nuestra ciudad hay, desde el año pasado, una ordenanza que prohíbe la comercialización de petardos y bombas, pero, dicen, regirá recién el año próximo.

Parece ser que es de implementación progresiva, mientras tanto, en actos oficiales organizados en la costanera, la finalización de los fuegos artificiales, se hace con explosiones. Como dijo Tolstoi: Es más fácil hacer leyes que gobernar.

En los días venideros, comprobaremos cuan progresiva ha sido la prohibición.

– – – Hemos comunicado nuestra sorpresa y desacuerdo cuando en las remodelaciones de plazas y parques, veíamos descargar gran cantidad de materiales de construcción, y, fundamentando nuestra visión, leemos a Le Corbusier, y su concepto: “Los materiales del planeamiento de la ciudad son: cielo, espacio, árboles, acero y cemento. En ese orden y en esa jerarquía”.

Se entiende que, aunque no haya árboles, los espacios verdes complementan esto      de compensar el cambio climático y aportar al bienestar y a la salud de la gente

En esta línea, la Organización Mundial de la Salud considera a la superficie de las ciudades, destinada a espacios verdes por habitante, como un indicador de calidad de vida urbana. Y recomienda como valor medio de este indicador a la relación: 10 a 15 m2 de espacios verdes por habitante. Hay ciudades que sobrepasan cómodamente esos parámetros, pero las ciudades argentinas, en cambio, se encuentran por debajo del umbral mínimo recomendado. Rosario es, por ejemplo, una de las ciudades con más verde urbano en el país. Se estima que cuenta con 10,4 m2 de espacio verde por habitante y la secretaria de Planeamiento de la Municipalidad, asegura que se debe incorporar más suelo para espacios verdes.

Una de las características más importantes de una plaza es sin dudas el hecho de que es uno de los pocos espacios abiertos y con verde de una ciudad.

Estos espacios verdes, absorben el dióxido de carbono y otros contaminantes, limpiando el aire y generando oxígeno, filtran gran cantidad de partículas, polvo, virus y bacterias para que no lleguen a nosotros, son barreras naturales, regulan la temperatura ambiental, actúan como elementos relajantes, bajando el nivel de estrés en el ambiente, mejoran el paisaje urbano haciéndolo menos agresivo, aplacan el ruido hasta 15 decibeles y actúan sobre las lluvias, evitando daños cuando se producen tormentas, además nos protegen de los rayos ultravioletas, son el hogar de pájaros e insectos, entre los principales beneficios.

El déficit de espacios verdes públicos constituye una de las principales problemáticas de las ciudades argentinas. Parece ser que el Ministerio de Medioambiente no tiene participación, o jurisdicción, sobre las obras que se realizan en las plazas pero, en este tema, solo hay una jurisdicción, y es la que no daña al pueblo y prioriza el bien común, y sería importante conocer el porcentaje de espacios verdes, con que cuentan las plazas y parques de nuestra ciudad.

– – – – – Hace poco más de un mes, se realizó se realizó, en la ciudad de Wuhan, China, el Foro de Grandes Ríos. El lema propuesto, para ser tratado por investigadores de todo el mundo, fue: “Confluencia: civilizaciones y grandes ríos – desarrollo de alta calidad para un futuro sustentable”. Nos produce una gran envidia saber que países evolucionados consideran fundamentales, para la vida actual y futura, la relación entre civilización y cursos de agua dulce ¿Algún día organizaremos un G 20 para proteger nuestros cursos de agua y la biodiversidad? Soñar no cuesta nada, dicen, pero estamos, desde hace años, tratando que nuestros gobernantes cuiden nuestros recursos naturales, sin tener alicientes que mitiguen nuestra tristeza. Pero, hoy, antes de encarar un tema que venimos peleando desde hace años, tenemos que compartir una señal de alegría, que nos alienta a seguir adelante. Uno de nuestros referentes, especialista, comprometido con el tema, y siempre dispuesto a colaborar, es un conciudadano nuestro, un vecino de la ciudad que, tal vez, viva cerca de su casa, pero no es famoso, porque no está en la tele, ni juega al fútbol. Este ciudadano santafesino, fue el único argentino, invitado por la ONU y el país más importante del mundo, por su cultura milenaria y su magnitud económica, para participar en el foro universal, para preservar la naturaleza y el futuro de la humanidad.

Y nosotros, somos medio raros, como los chinos, y nuevamente invitamos al Dr. Martín Blettler, científico de la UNl e investigador del CONICET, a quien ustedes conocerán por la difusión de sus estudios sobre contaminación por plástico de la laguna Setúbal y del río Paraná, para hacer público nuestro reconocimiento, por su acción por el bien común y que nos ayude a fundamentar el tema de hoy, que venimos planteando hace tiempo.

Y nada mejor que releer algunos párrafos de programas, difundidos en los últimos fines de años, fechas en las que se comienza a hablar de la maratón acuática Santa Fe – Coronda.

Y decíamos: la maratón cuenta con el apoyo de nuestros gobernantes. Pedimos a las autoridades que condicionen su aporte a una simple acción; unir una piolita a los vasos plásticos, para que estos, luego de su uso, retornen a las embarcaciones y no contaminen. De esta forma podrán recrear a la gente, pero responsablemente; educando y pensando en el bien común. El río hace posible que los competidores naden y la maratón, pero los participantes de la Sta. Fe- Coronda, arrojan, cada prueba, unos 800 vasos plásticos al agua, luego de alimentarse, y desde que comenzaron los maratones regionales hasta hoy, son más de 250.000 vasos plásticos. Plástico que está prohibido tirar al agua, en todo el mundo, y que contaminarán, durante 450 años, dañando la naturaleza y produciendo perjuicios a la salud de las personas. Poniendo un vaso sobre otro llegamos desde Santa Fe a Esperanza, vamos y venimos 3 veces hasta Rincón o hacemos una pila de 30.000 metros, a lo que debe sumarse lo arrojado por las embarcaciones acompañantes.

Hemos remitido nota a la central de la PNA, porque, nuestro país firmó, y la PNA es la responsable de hacerlo cumplir, el convenio internacional MarPol, que, como se imaginarán, significa polución en el mar. Este convenio, de cumplimiento en todo el mundo, establece normas muy precisas respecto a la basura que se arroja al mar, y obliga a tirarla a una distancia de 12 ó 25 millas náuticas de la costa, es decir 10 a 20 Km., según sus características, pero prohíbe, absolutamente, arrojar cualquier tipo de plásticos al agua. Escuchábamos publicidad del gobierno: Santa Fe avanza. Vuelve la más linda del mundo, ahora también la más larga. Copa Santa Fe con más deporte y convivencia.

La convivencia, es el respeto mutuo entre las personas, las cosas y el medio en el cual vivimos y desarrollamos nuestra actividad. ¿No lo saben las autoridades?

Que quede claro, defendemos el agua y apoyamos todas las actividades acuáticas; solo pretendemos que la maratón Santa Fe-Coronda, además de la más linda, sea la más limpia y ecológica del mundo, y que las imágenes difundidas, sean ejemplos educativos para crear conciencia en los adultos y prácticas solidarias en las futuras acciones de los niños.
¿Es tan difícil atar una piolita a los vasos, para recuperarlos luego de su uso?

Y para tener una idea integral de lo que planteamos, y parece pequeño, sepan que el plástico que nosotros arrojamos no tiene límites y, seguramente, van a colaborar para aumentar una de las cinco islas de plástico y basura que existen en los mares del mundo, y según, estudios recientes, una de ellas, la del Pacífico, ya tiene más de un millón y medio de kilómetros cuadrados, unas tres veces Francia, y contiene cerca de 80.000 toneladas de plástico.

Actualizando lo nuestro; Luego de una promesa incumplida hace dos años, por parte de los organizadores, el año pasado, y por la participación de nuestro amigo Hugo Palermo, reconocido deportista ejemplar y comprometido con el bien común, recibimos unos vasos, que le habían entregado los organizadores, informándole su condición de biodegradables. No sabemos, científicamente, cual es la propiedad que identifica a lo biodegradable, pero pusimos un vaso, de los recibidos por Hugo Palermo, en el agua, y, a un año de estar sumergido, constatamos que solo se ha ablandado.

Y, como siempre repetimos, estas son nuestras experiencias y pensamientos, pero para tener una definición clara y científica de nuestra visión, y luego de nuestro reconocimiento, vamos a aprovechar la buena voluntad del Dr. Martín Blettler para que, junto a nuestros oyentes solidarios, sumemos saberes en pro del bien común.

Escuchamos al canoero, un cantautor sensible y comprometido, y estamos con el.

DIAÁLOGO CON DR. MARTIN BLETTLR

– – – – – Les cuento; hago este programa porque me siento útil, y gracias a los siete amigos auspiciantes solidarios con el bien común, y con nosotros, que nos permiten pagar el espacio. No sabemos vendernos, pero si ustedes compran solidaridad, bien común y quieren ayudarnos, puede ser que el año que viene, si tenemos viento a favor, podamos comprar más tiempo para estar al lado de ustedes, de la naturaleza y la vida de todos. Si quieren aportar algo, solo tienen que comunicarse con nosotros, y  charlamos. Ahora, para ustedes, mis mejores deseos por la natividad de un futuro claro y visible, y el rescate de la razón, la ecuanimidad, la solidaridad y del Niño Dios; que está perdiendo la lucha, por su existencia, con Papá Noel.

Buenos rumbos y cuiden a la naturaleza y a sus habitantes.