Progr. 16-XII-18. Caos urbano sin control – Evolución parcial del hombre – Puente Santa Fe – Paraná: dudas y falta de claridad. Diálogo con Dra. María Laura Bertuzzi

 

 

Progr. 16-XII-18  Audio completo en

https://www.ivoox.com/30823880

Lo escrito, en: www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0
Y no podemos evitar que, en el tránsito hasta la amarra, nos golpee algo, que tiene que ver con e medioambiente urbano.

– – – –  ¿Se preguntaron porqué los argentinos, famosos por su irresponsabilidad y la transgresión a sus obligaciones ciudadanas, cuando están en otro país, son respetuosos y cumplidores de las normas urbanas?

Y recordamos dos citas puntuales. Un estudiante, en el viaje realizado al final de su carrera profesional, a otro país, alquiló un auto, cometió una falta y le hicieron una multa. El monto que tuvo que pagar, le hizo no poder continuar el viaje, y tuvo que regresar a nuestro país. La otra, para no sentirnos mal, por lo que dijimos; Manuel Belgrano, un patriota ejemplar, conocedor de sus conciudadanos, escribió: «Los hombres no entran en razón mientras no padecen.»

Y todo esto porque escuchamos una noticia radial que decía que una moto, que tripulaba una pareja y dos niños, había sufrido un accidente de tránsito. Seguramente iban sin casco y, tal vez, sin patente, a pesar que las noticias nunca lo informan. Lo que si sabemos es que la irresponsabilidad, la movilización por el suceso y la internación de los accidentados, fue pagada por todos nosotros.

¿Y qué pasa con las autoridades y funcionarios que deben velar por la seguridad del pueblo y el cumplimiento de las leyes, que deben respetar los ciudadanos? Pasa que todos sus esfuerzos están puestos en acciones superfluas, para llevar agua a su molino, y los intereses particulares hacen olvidar el patriotismo y las reales responsabilidades con su pueblo; tratando de atraer simpatías hacia su persona y desprestigiar a quienes pertenecen a otro signo político. Y la masa prefiere lo fácil y cómodo, a vivir en una sociedad organizada, respetuosa de las leyes y partidarias del respeto y el cumplimiento de normas comunes que hacen progresar a una comunidad.

Creo que es hora que todos los gobernantes tomen conciencia de su responsabilidad prioritaria y fundamental, aunque no le sumen votos ni favorezcan a su partido. Dejen de lado sus intereses para armonizar sus esfuerzos y aleccionen y concienticen a las fuerzas de seguridad y control para que la totalidad se involucre, integralmente, en el orden y respeto a la ley, en todas las circunstancias en que no se cumplan normas establecidas, que hacen a una sociedad organizada y medianamente culta.

Si, además, en los medios de comunicación, cada político, en lugar de mensajes proselitistas, difundiera obligaciones ciudadanas y normas de convivencia, seguramente sería más útil y acorde a su compromiso con la comunidad.

– – – – Nosotros, ni ningún científico ni historiador, han vivido millones de años atrás, ni conoció el nacimiento de la raza humana, pero leyendo, y mirando imágenes ilustrativas, podemos tener una visión de la vida de nuestros antepasados.

Hay teorías que dicen que el origen fue acuático, y comenzó siendo pez, pero lo más conocido es que, por la causa que sea, y por su parecido, terminó siendo mono y terrícola. Luego, comenzó su evolución, pasando diversas clases de homos, hasta llegar a homo sapiens.

Los sexos han sido diferentes, desde siempre, y, en cuanto a la mujer, leemos:

La mujer primitiva no era para el hombre una amiga, novia, amante y socia sino más bien una posesión, una sierva o esclava y más adelante, una socia económica, un juguete y una productora de hijos. La mujer ha sido tratada, siempre, más o menos como una posesión, hasta el siglo veinte después de Cristo.

En cuanto al hombre, además de su machismo primitivo y la exaltación de su fuerza bruta, se dedicaba a pescar y a cazar, todo lo que podía, para poder alimentarse, por una cuestión de elemental subsistencia.

Y, nosotros, creemos que, en los últimos cien años, se han dado cambios tan fundamentales que han significado que, al día de hoy, se considere lógico y elemental la equidad entre ambos sexos. Y esta equidad, ha superado principios elementales, y, a nivel inteligencia y cultura, considera a la naturaleza, y a los seres vivos con sus mismos derechos básicos. Lamentablemente, la hipocresía del ser humano, no muestra los principios éticos que sustenta, y sus acciones agreden a la naturaleza, y consideran a la muerte de los seres no humanos, como una diversión, un deporte o un medio de ganar dinero, fuera de los límites necesarios para subsistir.

Como dijimos, a pesar de que tres cuartas parte del planeta es agua, el humano solo puede ser terrícola, Así se estableció en la tierra y, algunos, adquirieron pequeñas parcelas, trabajaron, sembraron y se hicieron productores agrícolas, como medio de vida. Los cursos de aguas, que surcan parte de la tierra, no se pueden comprar, porque son recursos naturales y es propiedad de los ciudadanos, así como la fauna que los habita. Este derecho ha permitido que los habitantes ribereños, practiquen algún tipo de caza y pesca; comprendida y justificada en aras de su subsistencia. Pero aquí, parece que el hombre involucionó, en lugar de evolucionar, porque el asesinato de seres no humanos, terrestres, es considerado como un juego o deporte, y los pescadores por subsistencia, han sido reemplazados por malleros que, en connivencia con frigoríficos, realizan una depredación masiva ilegal, única en el mundo, que está produciendo la extinción de peces; un recurso natural que es propiedad de todos nosotros. Y, superando la incongruencia y la injusticia, los medios de comunicación los igualan con los productores agrícolas, y el gobierno otorga subsidios, en lugar de prohibir y sancionar el hurto indiscriminado, y la exportación, de recursos que pertenecen a todos los argentinos, y que está prohibida en todo el mundo.

 

– – – – – Se ha reactivado el tema puente Santa Fe-Paraná, el martes se realizó un foro en la legislatura, lo que nos ha motivado a interesarnos en otros aspectos relacionados con el. Hace un par de años, cuando recién desaparecía el incongruente proyecto de un puerto de ultramar, comenzamos a analizar algunas cuestiones relacionadas con los distintos intereses de las partes, y la ausencia de aspectos medioambientales. Ahora nos informamos de la traza elegida para el puente, y no podemos abstraernos de relacionar alguna coincidencia con el incongruente, y caído, proyecto de un puerto de ultramar, que se sigue considerando, cuando escuchamos hablar de las trazas. Remarcamos dos puntos a tener en cuenta:

Para el puerto: La UNL, por medio de la Fich,  realizó estudios que determinaron que el emplazamiento debía ser aguas abajo de la entrada al túnel subfluvial. Un lugar de fácil llegada, con ruta de acceso, calado natural y gran espacio para maniobras.
El ente portuario eligió el punto G, en el extremo de una isla, propiedad de uno de los integrantes del ente, en una parte del río en la cual ya no pasa el canal de navegación y, para llegar hay que construir un puente y una ruta, en toda la extensión del canal de acceso, cuyo costo debe ser similar al puerto en si.

Cuando comenzaron las reuniones por el proyecto del nuevo puente, y ante  la ausencia de organismos relacionados con el medioambiente, quisimos enfatizar, todo lo referente al impacto ambiental, y tomamos como referencia al puente Rosario – Victoria, como para tener informaciones válidas sobre construcciones de este tipo. En el curso de la información, leo a investigadores que dicen que, este puente, todavía no mostró sus consecuencias, pero, opiniones de científicos del Ceride, Conicet y UNL., expresan; Desde el punto de vista ambiental, sin duda lo más grave del proyecto es que se modifica la hidrodinámica del río y su planicie de inundación por el efecto barrera de la construcción de los terraplenes que va a dividir el valle fluvial interrumpiendo el corredor biológico de los humedales de esta zona con consecuencias desconocidas. Recordemos la voladura de la ruta 168, al oponerse a la corriente natural del río

Esta conexión vial estaría contradiciendo los compromisos asumidos por la Argentina, de “promover el uso racional de los humedales en su territorio”.
Se viene dando un progresivo proceso de sedimentación que va a obligar al Concesionario de la Vía Navegable a la ejecución de obras de dragado de mantenimiento periódicos, serán obras cuyo costo deberá afrontar el Estado Nacional.
Con respecto a los peces se reconoce que la obra producirá cambios en el hábitat provocando un incremento de la turbidez del agua, pérdida de animales por muerte o migración y estancamiento o eutrofización de agua por causa del terraplén, y los resultados de los estudios ambientales del enlace Rosario-Victoria no se conocen, ya que no fueron difundidos públicamente.

Se aseguró, también, que estas obras son elaboradas en las propias oficinas de la Organización Mundial del Comercio y se desconocen todas las advertencias, que en el mundo se está haciendo, sobre la vida de los ciudadanos y las poblaciones -que eligen un modo de vivir- a quienes no se pueden imponer las condiciones que necesita la OMC para incidir y determinar nuestros territorios y geografías”. Los resultados de los estudios ambientales del enlace Rosario-Victoria no se conocen, ya que no fueron difundidos públicamente. Otro informe, decía; “un ex director de esa Dirección provincial nos indicó que muchos de los informes fueron ocultados, o bien fraguados, para conveniencia de la empresa constructora y de no saben quien más”.

Hemos mencionado hechos referidos a otra obra de nuestra provincia, porque,  lamentablemente, forman parte de la realidad que debemos desterrar, y nuestros deseos son que las cosas cambien y sea todo transparente.

Volviendo al puente Santa Fe-Paraná, se habla de una traza inamovible, y, sobre la traza elegida, vamos a acercar nuestra visión sobre ella. El cruce del río Paraná, partiendo desde la ciudad de Paraná, se realiza en las cercanías del túnel subfluvial; lugar lógico, y ya elegido para el túnel, por distancia y costo. Ya en Santa Fe, transita la ruta 168, cruza el Colastiné y, luego de un corto tramo, se desvía 90º, y plantea la construcción de una nueva ruta, paralela al Colastiné, hasta el ríacho Santa Fe, donde hay que construir un puente. Luego del cruce, continua la ruta, a construir, y llega al canal de acceso al puerto, en su tramo inicial. Aquí se prevé la construcción de un nuevo puente, pero esta vez levadizo (para permitir el paso de todo tipo de buques (sic), Salvado el canal de acceso, a poca distancia del punto G, determinado por el ente para el puerto de ultramar, se debe construir una ruta elevada, lindera en toda su extensión al canal de acceso. igual a la que había que construir para llegar al punto G, y por la misma isla privada. Esta ruta, al llegar a la ciudad, debe cruzar el río Santa Fe; por lo que hay que construir un nuevo puente (similar al previsto para el ex puerto de ultramar). A partir de allí, se realizarán enlaces con las rutas ya existentes, que salen de Santa Fe. Y aquí pensamos: todas las rutas, nacionales y provinciales, a partir de Santa Fe, van a seguir siendo como son. Tanto el tránsito por la ruta 168, como la nueva traza que se plantea, llegan, exactamente al mismo lugar; la avenida de circunvalación, en las proximidades del Náutico Sur. Considerando fundamental la construcción de un puente, en razón del tiempo de vida útil del túnel subfluvial y la  actual situación económica del país, entonces ¿Por qué no se utiliza la ruta 168, ya existente, en todo su recorrido? Suponiendo que la ruta 168 se considere insuficiente, a partir del punto en que se sale de ella, y se construyen nuevas rutas elevadas y tres puentes. ¿No es más lógico, ensanchar lo ya construido y  adaptarla a las nuevas necesidades? ¿O es más lógico seguir invadiendo los humedales, y más económico construir una nueva ruta elevada de varios kilómetros y tres puentes, uno de ellos levadizo?

Creemos que no somos los únicos que no tienen las cosas muy claras, porque un grupo de diputados santafesinos ingresó a la Cámara una serie de inquietudes y pedidos, respecto a la conexión vial Santa Fe Paraná., y algunos pedidos, dicen:

1 – Que el Poder Ejecutivo Provincial solicite al Poder Ejecutivo Nacional: cuál ha sido el resultado de las Audiencias Públicas y las conclusiones obtenidas en los distintos ámbitos donde se desarrollaron las mismas.
2 – “los estudios sectoriales: hidráulicos y de transporte, de las Universidades de la región y los informes de las unidades académicas involucradas”.
3 – “los estudios de preselección de alternativas, la simulación de eventos hidrometeorológicos correspondientes a la crecida y el anegamiento de una importante área urbana de la ciudad de Santa Fe, que podría mitigarse o solucionarse reemplazando tramos con terraplenes por viaductos”

Y, entre unos de sus conceptos, afirman;  “creemos que el debate técnico no ha sido lo suficientemente profundo”

Y, como siempre decimos, esta es solo nuestra visión, fundamentada en nuestra concepción que, creemos, ecuánime, pero ahora vamos a dialogar con la Dra. María Laura Bertuzzi, una profesional ilustrada y comprometida con el tema. Primero; música de puente.