Progr.28-X-18 (2 hs.) Aporte popular-Lenguaje y medios-Caos urbano y político-Riacho Snta Fe- Glifosato.Transgénicos: Drs. Artgelia Lenardón

 

 

 

Progr. 28-X-18  Audio completo en

https://www.ivoox.com/29661224

Lo escrito, en: www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0

 

Esta navegación, gracias al fulbo, va a tener dos horas. No se vayan. Hoy vamos a estar ocupados, principalmente, por el medioambiente urbano, pero, en la 2da. hora, y por el bien común, y también el propio, traten de escuchar a la Dra. Argelia Lenardón

— – – -Del 20 al 27 de Octubre, se disputó en Buenos Aires, el  Campeonato del Hemisferio Occidental para la clase Snipe. Santa Fe está representada por Lucas Bonomo y Marco Di Péntima. Esperamos tener resultados y comentarios para la próxima.

– – – – – Recibimos de un par de amigos, incondicionales tripulantes de nuestra nave, de Rafaela y Helvecia, dos mensajes, que vamos a leer, textualmente.

José, de Rafaela, dice: Vió como están matando surubíes chiquitos y otros muchos. El 18 de Octubre, fue el día mundial de la protección de la naturaleza, de la gente  que se preocupa por ella, como es usted. Le deseo lo mejor. José de Rafaela.

Y yo agradezco, recibir un valioso regalo, solo motivado por la solidaridad con sus semejantes, y la sensibilidad y conciencia ante hechos que atentan contra el futuro de todos, y sin recibir ningún premio ni regalo.

Lo mismo, para el amigo de Helvecia, que escribe:

Hola Hugo, te cuento la inmensa cantidad de de peces que sacan del río los acopiadores. No puede ser, vienen cuatro camionetas 0 Km mientra se matan a los peces, pobres bichitos. Algún día la madre naturaleza nos pasará factura. Espero escucharlo el próximo domingo y le doy las gracias. Siempre colaborando.

Es esperanzador y triste, a la vez. Gente de distintos pueblos nos escucha y dispone tiempo y dinero para hacer su aporte solidario por el bien común, con la única ilusión, y premio, de sentir que retribuyen algo a la naturaleza del mundo que les da vida. Mientras tanto, funcionarios, políticos y personas con poder, que están muy cerca nuestro, son indiferentes a los reclamos ante agresiones y actos ilegales que atentan contra los recursos naturales, y el bien común, a pesar de la constitución y las leyes, que son parte de su responsabilidad y de que los ciudadanos pagamos para que lo hagan.

El amigo de Helvecia, me pide que no diga su nombre. Hemos tenido algún pedido similar, y alguna deserción, en personas que eran referentes incondicionales, cuando tratamos algunos problemas que afectaban intereses particulares; por ejemplo, el agua potable. Hasta ahora pensaba que estos temores podían existir solo en otros países, y, en el nuestro; solo imaginaba Buenos Aires.

Créanme que estas indeseables realidades, y algunas otras, me hicieron explotar la cabeza, y enturbiaron algo la visión de nuestro horizonte, pero pensamos que la verdad no debe ocultarse, y seguiremos navegando, siempre rumbo al bien común, a pesar de que los vientos no sean propicios.

– – – – – Esto decíamos hace unos días:

Hace un tiempo, escuché a un comunicador decir; Estoy detrás de la info que me de la data, refiriéndose a información sobre datos de un suceso. Info; no figura en ningún diccionario de nuestra lengua, y data es la fecha asentada en un escrito, y a todos estos términos vulgares, se han agregado muchos más. Yo se que se entiende, como también se entiende cuando dicen bolú, para llamar a alguien. Hace unos días escuché, textual: quilombo, quilombito, boludez, boludito, joda; Todo junto en cinco minutos, en un programa, al mediodía. Quienes participamos de los medios de comunicación, debemos tener claro que cumplimos una función social; y educar debe ser la más importante. Hablar el lenguaje genuino tiene que ver con la inclusión y la comunicación con otros pueblos, que hablan nuestro idioma, y los responsables de las programaciones, debería exigir la utilización correcta del idioma, como un aporte a la cultura.

Por supuesto que no tuvo ningún tipo de respuesta ni comentario;  Silencio e indiferencia a la que nos hemos resignado, luego de plantear y denunciar hechos y acciones que hacen a la cultura y al medioambiente:; es decir a la totalidad de las personas, tanto en lo espiritual, como en lo físico, y sin ningún interés particular.

Pero todo cambió; un locutor, relator de fútbol, o lo que sea, pero usuario de un micrófono, capitalino y vocero de una radio; haciendo uso de las posibilidades que brinda la falta de principios, común a los medios de comunicación, y en armonía con el lenguaje futbolero, utiliza un lenguaje incorrecto y grosero, como modo de destacarse. Esta vez utilizó su lenguaje ofensivo para un club, que no es porteño, y le ganó al de su  preferencia; afectando la sensibilidad de su hinchada. Términos como; Quien te conoce Colón, agregando descalificaciones al apellido del navegante genovés y extendiendo su ofensa, al apodo de sus adictos, al expresar: el sábalo debe ser el peor pescado que probé en mi vida.

Este hecho va a dar lugar a acciones legales, y la noticia se expandió de tal manera, en los medios de comunicación locales, que ocuparon gran parte de su tiempo en divulgarla. Mientras tanto, defendemos al único ser vivo, inocente, desprotegido y agraviado; el pobre y depredado sábalo.

Pero nada cambia; en el ámbito del fútbol, las hinchadas seguirán agrediendo e insultando al oponente y haciendo barbaridades. Los clubes con sus manejos y, en sus emisiones masivas, los medios de comunicación, utilizando un lenguaje que no aporta a la cultura popular. Pero… la pelota no se mancha.

Mientras tanto, la hinchada destroza bienes públicos, en la plaza Congreso, y muchos de los que están jugando, avisan que van a dejar la cancha para ver el partido de Boca.
– – – – – En nuestra ciudad, los motochorros, no respetan pelos ni señales, y los motociclistas legales, en lugar de diferenciarse de ellos, cumpliendo todos los requisitos para transitar, cada vez son más los que se suman al libertinaje, ante policías, agentes de tránsito y control que los miran pasar indiferentes.

Hace poco tiempo se descubrió, en un depósito de motos retenidas, que 22 de ellas tenían pedido de captura. Así como circulaban libremente, descansaban como motos legales, sin que nadie se entere.

La semana pasada transitaba, detrás de la moto de uno de los llamados delivery. Detrás de el; un recipiente para los pedidos, y, sobre la patente una bolsita de plástico, atada ex profeso, para cubrirla totalmente. Mientras seguía detrás de el, me pasaron dos policías en moto, que también sobrepasaron al delivery, uno por cada lado, y siguieron su paseo muy tranquilamente.

Al día siguiente, estaban detenidos, en un semáforo de Boulevard, otos dos motopolicías, y veo doblar, desde Güemes, tres motos sin patentes sin cascos y, en una de ellas, iban tres. Tomaron Boulevard, se detuvieron, al lado de los policías, detenidos en el semáforo, uno de ellos arrancó y pasó el semáforo, aun en rojo, y, luego arrancaron todos en armoniosa igualdad. Seguramente situaciones parecidas se han dado con personal municipal, en distintas funciones, más aun en el caso del delivery que recorre la ciudad. Estas situaciones son tan antiguas y habituales, que los ciudadanos las miran como si fuesen normales, y toman ejemplo.

Su atención, por favor; igual que en los aviones, porque estamos sobrevolando situaciones que son mucho más graves de lo que nos parece. Las funcionarios, municipales, provinciales y nacionales, representan a las autoridades que nos gobiernan, y no importa el signo político al que responden. Deben ser la imagen confiable, visible, que comunica seguridad y legalidad a todos los pobladores.

Por otro lado, y compartiendo el ámbito de la ciudad, están los ilegales; los que transgreden las leyes, no respetan el orden y atentan contra la seguridad y la convivencia civilizada de los ciudadanos. Esta incertidumbre, es la que todos podemos sentir, cada día, cuando salimos a la calle, pero lo grave es que, de tanto ver convivir a legales e ilegales, ya nos hemos acostumbrado y lo vemos como  lógico y normal. Para colmo; todos los que se acomodan a la realidad de estos ejemplos, se van sumando a lo indebido y aumentan el caos, lo ilícito y la falta de principios elementales para una convivencia civilizada y solidaria.

¿Es difícil solucionarlo? No. Confucio lo tenía claro hace miles de años, cuando escribió: Si el gobernante se impone por sus cualidades y mantiene el orden en armonía con las buenas costumbres, el pueblo sentirá vergüenza de actuar mal y avanzará por el camino de la virtud. Es muy simple, y, seguramente, años más tarde, Albert Schweitzer, leyó a Confucio, y dijo: EL EJEMPLO NO ES EL FACTOR PRINCIPAL PARA EJERCER INFLUENCIA. ES EL ÚNICO MEDIO DE LOGRARLA.

¿Y qué pasa con las autoridades y funcionarios que deben velar por la seguridad del pueblo y el cumplimiento de las leyes, que deben respetar los ciudadanos? Pasa que todas sus cualidades están puestas en llevar agua para su molino, y los intereses particulares hacen olvidar el patriotismo y las responsabilidades con su pueblo, para tratar de atraer simpatías hacia su persona y desprestigiar a quienes pertenecen a otro signo político. Y la masa prefiere lo fácil y cómodo, a vivir en una sociedad organizada, respetuosa de las leyes y partidarias del respeto y el cumplimiento de normas comunes que hacen progresar a una comunidad.

Creo que es hora que todos los gobernantes tomen conciencia de su responsabilidad prioritaria y fundamental, aunque no le sumen votos ni favorezcan a su partido. Dejen de lado sus intereses para armonizar sus esfuerzos y aleccionen y concienticen a las fuerzas de seguridad y control para que la totalidad se involucre, integralmente, en el orden y respeto a la ley, en todas las circunstancias en que no se cumplan normas establecidas, que hacen a una sociedad organizada y medianamente culta.

Si, además, en los medios de comunicación, cada político, en lugar de mensajes proselitistas, difundiera obligaciones ciudadanas y normas de convivencia, seguramente sería más útil y acorde a su compromiso con la comunidad.

No es posible que la ilegalidad pueda ser indiferente a cualquier funcionario, porque el delito corresponde a otra área o poder. Si la falta de responsabilidad, de quienes nos gobiernan, hace que resulte lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro generoso o estafador, como Cambalache…, estamos perdidos.
La ciudad, exteriormente, ya está linda, para los que vienen de afuera, ahora vayamos a lo que no es atractivo, pero fundamental, para sus habitantes y el medioambiente urbano.

– – – – Les cuento, en la semana que pasó recibí la visita de  tres alumnos de la facultad de arquitectura de la UNL, a quienes habían recomendado conversar conmigo para  informarse sobre el riacho Santa Fe. ¿El motivo? Están preparando su tesis, y la propuesta es poner en valor, el tramo final del riacho. Me alegró el que hayan puesto sus ojos en el riacho, pero más alegría me dió el imaginar que podía ser un primer paso para que se reabra en toda su extensión. Con esa intención les dije que se pongan en contacto con otros alumnos, relacionados con hidrología, y les propongan encarar el tema, hecho que, de concretarse, potenciaría el proyecto por ellos encarado. Como una forma de difundir la idea y la acción, e incentivarlos; les propuse darle difusión en el programa. Tal vez sea un ingenuo idealista, pero me pareció una maravilla, lograr que jóvenes concreten lo planteado y prometido, desde hace años, por gente grande y autoridades, presumiblemente serios y responsables. Mientras escribo esto, lo comento con gente que ejerce la docencia, y, me dicen cosas que me hacen sentir un tonto, alejado de la realidad. Simplificando; piensan que les interesa cumplir con la tesis, y nada más. Faltan 3 días para el programa, y deseo no perder las esperanzas, aunque la mayoría de los problemas que hemos encarado, relacionados con el bien común, no han tenido la respuesta lógica y esperada, en ningún ámbito.

Bueno, se dio la lógica de nuestros días, puse a disposición de los chicos todo mi tiempo para grabarlos y que estén en el programa, pero estaban muy ocupados.

Les escribí, y los comparto con ustedes porque me parece importante conocer nuestro entorno, una descripción resumida de distintos aspectos del riacho Santa Fe. De paso, invito, para que  participen, y colaborar con ellos, a cualquier a alumno o grupo, interesado en aportar acciones en pro de nuestros humedales y de la biodiversidad.

RIACHO SANTA FE – Hablando de los riachos de la zona; el más conocido es el riacho Santa Fe; que nace en el río Colastiné , pasa por La Guardia, el Wallmart, la Vuelta del Paraguayo y debajo del Puente Palito, para desaguar en el río Santa Fe, a la vera del Yacht Club y cerquita del Puente Colgante y el Oroño.

Fue construido por el hombre y, cuando el antiguo puerto, de la ciudad de Santa Fe, estaba en el río Colastiné, antes de la existencia del canal de acceso; los buques que traían carga para la ciudad, navegaban por el ríacho, para descargar su mercadería en la misma ciudad. Hecho bastante repetido, que justificaba dos puestos, con caballos, en las orillas del riacho, para llevar los buques a la sirga, en caso de ser necesario.

Cuando no había túnel subfluvial, el viaje a Paraná se hacía por medio de balsas o lanchas de pasajeros. Cuando había mal tiempo, las lanchas tomaban el riacho, para no navegar la cancha de Bajada Grande que se ponía muy brava. Salían al Colastiné, lo cruzaban y se metían en el Tiradero Nuevo; que nace en la isla Berdouc, justo al lado de la cabecera del puente, y va bordeando la ruta hasta salir al Paraná. En el Tiradero estaba el atracadero militar y, luego, el de las balsas para camiones con combustibles ¿Se ubica?

De la salida del tiradero al Paraná, en la curva del río, aguas abajo de la entrada al túnel subfluvial, se cruzaba el Paraná y se llegaba a la ribera de la ciudad de Paraná.

Cuando se hizo el túnel subfluvial, se terminaron las balsas y las lanchas, pero por el riacho Santa Fe siguieron navegando embarcaciones de placer, produciendo un lindo intercambio cultural y turístico con la ciudad de Paraná.

En el plano deportivo; el último tramo, antes de desaguar en el río Santa Fe, era la cancha utilizada por el Club de Regatas, para sus regatas a remo.

Un detalle que suma a la importancia del riacho; el súper mercado, que está a su orilla tenía proyectada la realizaión de un embarcadero, para transportar mercaderías desde Paraná, ya que el transporte fluvial es más económico que cualquier otro.

¿Y que pasó? El proceso comenzó cuando se construyó la cloaca máxima, La empresa constructora tenía la obligación de dejar el riacho en las condiciones que lo encontraba. Pero importan más los intereses personales que el bien común. Cruzó el riacho con un gran caño, para llegar a la planta de tratamiento, que nunca se construyó, e interrumpió el paso del agua. Allí comenzó el problema. Tiempo después, por gestiones de clubes y favores de gente del poder, se liberó el paso y se construyó un puente corredizo, para permitir el paso de embarcaciones, con un pilar en cada orilla que avanzan sobre el cauce, enangostando el ancho del riacho y produciendo la acumulación de camalotes que bloquean el paso libre del agua, lentificando la correntada. Pero el daño mayor ya estaba hecho; lo que había sido una acción del hombre en pro del bien común, en armonía con la naturaleza durante decenios, se había roto por la acción de intereses individuales y la permisividad de quienes deben proteger los intereses generales.

Conclusión; el riacho Santa Fe está tapiado a la altura de La Guardia, casi seco aguas arriba,  y no se puede salir al  Colastiné, ni llegar hasta Paraná.

Dicen que en el Colastiné, cerca de la entrada del riacho. hay un banco de arena que genera depósito de sedimentos y ha ido cerrando la entrada. Puede ser, pero yo creo que la arena se decanta porque la corriente es poca y no la arrastra. ¿Se entiende?

¿Y porqué la corriente es poca? Porque el hombre fabrica obstáculos que, como el puente que le contamos, y otros elementos arrojados al paso del agua, hacen que se sequen éste y otros muchos arroyos que embellecen nuestro paisaje ribereño.

En el 2013, las autoridades municipales intervinieron en el tema; el titular de una subsecretaría, prometió, la apertura para Enero del 2014. Luego de no suceder lo prometido, se sumaron otros funcionarios y se realizó una reunión, en el Yacht Club, donde navegantes y clubes aportaron dinero para que las máquinas de una empresa privada, abriera el riacho. Todo con la participación y anuencia de los funcionarios, y con el objeto de concretar un negocio inmobiliario, a orillas del riacho. Al parecer, ante la no concreción del negocio, se paralizó lo poco hecho, negativo a los fines perseguidos, desapareció el interés de la empresa, también el dinero aportado por clubes y navegantes, y, al parecer, también el interés por el bien común, los cursos de agua, la biodiversidad, la naturalezay tolo lo alejado del negocio, por parte de los funcionarios municipales.

Hoy el riacho Santa Fe, se mantiene con agua, en su último tramo, solo porque recibe el aporte de los aliviadores de la ruta 168, que vienen de la laguna Setúbal y hacen que todavía, esa parte, tenga agua, aunque cada vez tiene menos profundidad.

Según nos informó el ingeniero José Huespe de la Fich, entre la entrada del Colastiné y la salida al río Santa Fe, hay 40 centímetros de desnivel, lo que aseguraría el permanente correr de las aguas, en caso de liberar su cauce.

¿Se podrá hacer que el riacho Santa Fe recupere su estado natural, que, a pesar de haber sido hecho por el hombre, corrió libremente durante casi doscientos años?

 

– – – – – – La actualidad radial nos hace de agenda. En los últimos días hemos comprobado una avalancha de avisos publicitarios, muchos de ellos como si fuesen publicidad de chocolates, que nos han hecho actualizar temas que venimos planteando hace mucho tiempo, y que no creemos que sea lo mejor para nuestro futuro, como anuncia una de las publicidades. Se publicitan las semillas transgénicas y los agroquímicos, con el liderazgo del glifosato.  Ya habíamos escuchado otra campaña de una firma extranjera, que presentaba sus productos como una panacea para el mundo. Era una semilla transgénica, y decía: “Aclamado por productores… de la mejor biotecnología del mundo… sigue ganando espacios con sus híbridos… un éxito que se sigue expandiendo en todos los campos del país”, como si su éxito fuese la salvación social y económica de la humanidad. Ahora el éxito se relaciona con el futuro del país; y allí estamos todos.

Está claro que no somos especialistas en el tema, pero creo importante que tratemos de comprender y compartir algunos conceptos.

Sobre los agroquímicos, ni hablar. Según la Organización Mundial de la Salud, el glifosato tiene una alta probabilidad de generar cuatro tipos de cáncer: Hepático, Páncreas, Riñón y Linfoma, y es el más usado en nuestro país. El segundo es el 2,4-D, que, junto al 2,4,5-T,A forman el agente Naranja, usado en la guerra de Vietnam.

Una revista francesa denuncia la presencia de glifosato en tampones y toallas femeninas de las marcas Tampax y Always. La empresa Corman, confirmó glifosato, que es el ingrediente activo en el herbicida Roundup de la agroquímica transnacional Monsanto, en todos sus productos a base de algodón.

La Universidad Nacional de La Plata, constató presencia de glifosato en el 85% de los productos de higiene que tienen como base el algodón.

La contaminación de ríos es terrorífica en los tramos del Paraná que comprenden a las provincias de Santa Fe y Entre Ríos.. Los resultados fueron alarmantes, lo publicó la revista internacional Environmental Monitoring and Assessment y está basado en un trabajo realizado por Alicia Ronco, Damián Marino y otros investigadores del Conicet, en los años 2011 y 2012.

Piensen, por favor. Todo esto, y mucho más, hizo que el químico fuera prohibido en 74 países del planeta, mientras en la Argentina es sinónimo de éxito y futuro. ¿Seremos los más vivos del mundo, o los más tontos que nos dejamos poner en manos de unos vivos extranjeros, a quienes no les importa nuestra vida y nuestro futuro?

En cuanto a las semillas transgénicas, les leo una definición: Un transgénico (organismo genéticamente modificado u OGM) es un ser vivo creado artificialmente con una técnica que permite insertar a una planta o a un animal genes de virus, bacterias, vegetales, animales e incluso de humanos. Por eso el idioma castellano, cita como sinónimos: bastardo, cruzado, mixto. Es decir todo lo que se opone a lo natural.

El tema es que todas las semillas híbridas que se publicitan, son transgénicas, y están destinada a la alimentación humana. Y, ahora, se han comenzado a difundir semillas transgénicas para sembrar pasturas, y alimentar a los animales. Quiere decir que, además de los vegetales, que serán casi todos transgénicos; la carne, que seguramente acompañará nuestra alimentación, será de animales criados con alimentos transgénicos, lo que asegura una vida futura de éxito; gracias a las multinacionales que piensan en una alimentación integral perfecta, para países como el nuestro que necesitan desarrollarse.

En experimentos de laboratorio, alimentando ratas con estos alimentos (Soja, Maíz, patatas, etc) resultan con afectaciones graves en hígado, páncreas y riñones, alteran su sistema inmunológico y disminuyen su fertilidad.

Estos estudios están publicados, en inglés, como así también el  resumen de un experimento ruso sobre posibles afecciones a bebés.

Transcribimos conceptos de más de 1000 organizaciones y académicos que se oponen al modelo de transgénicos y agrotóxicos, reunidos en el congreso de La Haya, y la de algunos científicos y ambientalistas.

“La diversidad está en peligro. Nos han empujado a una situación de ecocidio y estamos aquí para poder denunciarlo” El ecocidio hace referencia a cualquier daño masivo o destrucción ambiental de un territorio determinado, de tal magnitud que ponga en peligro la supervivencia de los habitantes de dicho territorio.

Las exigencias de pruebas científicamente sólidas operan como un recurso para dilatar la toma de decisiones políticas públicas y se transforman en un instrumento político ideológico antes que científico y, siempre, vinculado a grandes intereses dinerarios.

Un informe de la Universidad Nacional del Litoral, detectó un incremento en la mortalidad por anomalías congénitas, a la par del incremento de producción de eventos transgénicos.

Sería interminable relatar hechos probatorios de lo que planteamos, pero, siempre, las pruebas son descalificadas por instituciones y organismos, de todo tipo, relacionados con las multinacionales. Pasó en Monte Maíz, donde la media de cáncer triplica la media nacional. El Senasa rechaza un pedido de informes de La Red de Médicos de Pueblos Fumigados para acceder a estudios. En E. U. se demostró que los estudios para desacreditar la evidencia científica que probaba la toxicidad de los agroquímicos, eran fraudulentos. En Rosario, se prohibieron, y el consejo Municipal, por presiones, dio marcha atrás. La fundación Rockefeller, uno de los dueños de Monsanto, otorga subsidios a los municipios. ¿Falta algo más? Si, y para terminar: la política invasora es reducir la soberanía alimenticia, a unas pocas súper especies, que producen unas pocas súper empresas. El agricultor ya no puede sembrar la semilla que cosecha. Debe comprarles la semilla, cada año, y su pack de agroquímicos. El campesino es rehén de las grandes compañías. A raíz de ello, el  Príncipe Carlos de Inglaterra, “Culpó a los cultivos transgénicos de los suicidios de los agricultores”. El Ministerio de Agricultura indio estima que entre 1993 y 2006, se produjeron alrededor de 150.000 suicidios.

Y todos los argumentos falaces de los piratas verdes, que dicen que se produce más y mejor, desaparecen por la realidad: hoy el mundo sufre por falta de comida como nunca antes en la historia.

Según cifras de la ONU, unos 12,000 millones de personas, el doble de la humanidad en la actualidad, podrían ser alimentadas si el acceso a los alimentos estuviese regulado de manera civilizada.

No podemos imaginar que lo mejor para nuestras vidas esté en manos de empresas dedicadas a ganar dinero y alejadas de la pureza y de la naturaleza. Y, como siempre, quisimos saber el pensamiento de hombres preclaros que, por su sabiduría, han permanecido en el tiempo, y vemos que, Juvenal, dijo: “Nunca la naturaleza dice una cosa y la sabiduría otra.”

Y, como siempre decimos: esta ha sido nuestra visión, pero ahora estamos con la Dra. Argelia Lenardón; un referente en la materia, que nos va a ilustrar, científicamente.

Un tema musical en armonía, y conversamos con Argelia.  MUSICA

 

Luego de la charla con Argelia, leemos una noticia que nos obliga a sumar un comentario. a lo que venimos planteando hace años. Santa Fe recibió un subsidio de la Fundación Rockefeller, para formar ciudadanos resilientes. El subsidio fue otorgado por la fundación Rockefeller, y su titular estuvo aquí, con sus colaboradores, reunido con autoridades, y se mostró muy contento. Rockefeller es uno de los dueños de Monsanto; el productor de los agroquímicos con glifosato y las semillas transgénicas.

Resiliencia significa enseñar a una persona, que sufre situaciones extremas, a recuperarse de la situación límite que vivió. ¿Se entiende? El glifosato mata y enferma gente. Rockefeller, socio en Monsanto, da dinero a quienes son responsables de los pobladores santafesinos, para enseñarles a ser resilientes. Los afectados por el Glifosato necesitarían que les enseñen resiliencia ¿No? Pero parece que, para Monsanto, la resiliencia se aplica en lugares alejados de las fumigaciones.

El sentido común nos dice que la resiliencia, es necesaria ante eventos inevitables, pero si hacemos sufrir situaciones límites, pudiendo evitarlas, es un delito. Y si las situaciones son voluntariamente provocadas; son crímenes. En nuestra región no hay situaciones límites inevitables y, en el caso del glifosato; basta con no fumigar