29-VII-18. Ambiente rural. U:bano:Pza. Pueyrerdón-VecinosBo. Candioti. Agua: Premio «Agua 2018″Ing. Víctor Pochat.

 

 

29-VII-18 Audio completo en

https://www.ivoox.com/27290310

Lo escrito, en: www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0

Una mirada inicial a nuestro entorno terrestre. Comenzamos con el Medioambiente rural

– – – –  Un amigo de Helvecia, defensor de la naturaleza, nos hizo un mensaje. Nos dice que los agricultores de allí, arrojan Furadan en las plantaciones, produciendo gran mortandad de pajaritos, y completan su labor a los tiros, matando otras aves. El Furadan está prohibido en varias partes del mundo y, hace un año, produjo la muerte de una nena en Corrientes.

– – – – –  Y seguimos con el Medioambiente urbano

Hace un tiempo, nos alegramos cuando se creó el Ministerio de Medioambiente, pero también nos entristecimos cuando vimos cadáveres de árboles, en el parque Alberdi.

Fundamentando nuestra visión, leemos a Le Corbusier, y su concepto: “Los materiales del planeamiento de la ciudad son: cielo, espacio, árboles, acero y cemento. En ese orden y en esa jerarquía”. Se entiende que, aunque no haya árboles, los espacios verdes complementan esto de compensar el cambio climático y aportar al bienestar y a la salud de la gente, y, en este aspecto, el papel que desempeña la vegetación es crucial. A nivel mundial, los expertos proponen aumentar un 10% los espacios verdes de las ciudades, para lograr estos objetivos.

El déficit de espacios verdes públicos constituye una de las principales problemáticas de las ciudades argentinas. Una ciudad que no puede ofrecer a sus ciudadanos suficiente cantidad de espacios verdes, de acceso público y distribución homogénea, proporcional al número de habitantes, ejerce una enorme presión adicional sobre los espacios verdes existentes, sobre su entorno periurbano y sobre el ambiente.

Una de las características más importantes de una plaza es sin dudas el hecho de que es uno de los pocos espacios abiertos y con verde de una ciudad.

Los árboles y las plantas tienen grandes cualidades que ayudan a mejorar la calidad de vida del medio ambiente y, por ende, de las personas. Absorben el dióxido de carbono y otros contaminantes, limpiando el aire y generando oxígeno, filtran gran cantidad de partículas, polvo, virus, bacterias para que no lleguen a nosotros, son barreras naturales, regulan la temperatura ambiental, actúan como elementos relajantes, bajando el nivel de estrés en el ambiente, mejoran el paisaje urbano lo hacen menos agresivo, aplacan el ruido hasta 15 decibeles y actúan sobre las lluvias, evitando daños cuando se producen tormentas, además nos protegen de los rayos ultravioletas, son el hogar de pájaros e insectos, entre los principales beneficios.

Nuestra ciudad parece estar a contramano de los criterios universales  porque vemos, en cada intervención gubernamental, que se realiza en las plazas, gran acumulación de materiales, que muestran una invasión del cemento sobre los espacios verdes, y esta característica se repite en la remodelación de la plaza Pueyrredón.

Parece ser que el Ministerio de Medioambiente no tiene participación, o jurisdicción, sobre las obras que se realizan en las plazas pero, en este tema, solo hay una jurisdicción, y es la que no daña al pueblo y prioriza el bien común. Los espacios verdes tienen un efecto positivo sobre la calidad del aire, aumentan la biodiversidad en la ciudad y mejoran la absorción del agua de lluvia en el suelo.

Y volvemos sobre el tema, porque escuchamos que la autoridad ha determinado, aumentar la superficie de cemento para que, un bar ubicado en la vereda de enfrente, ubique sus mesas en la plaza Pueyrredón. Y aquí la incongruencia, tal vez la ilegalidad, y el atropello a los derechos ciudadanos, vulnera todo lo imaginable. Además de ser un espacio público, los beneficios, no favorecen a toda la comunidad, por igual. ¿Y los vecinos? O son ignorantes, o no les importa. Por supuesto que, esta, es nuestra visión, pero para ser ecuánimes y objetivos, vamos a pedir su concepto al arquitecto Waldemar Castaño, mucho tiempo consejero de la Facultad de arquitectura de la UNL, y siempre comprometido con el medioambiente y la defensa del bien común.

– – – – Escuchamos a un político informar sobre el proyecto de juicios por jurado. Se trata de ciudadanos comunes integrando un jurado, y determinando culpabilidad o inocencia. Son 12 personas, hay paridad de géneros, y aparece como un sistema democrático y justo, pero nos llamó la atención dos limitaciones para integrarlo: la edad y algún impedimento físico.

Recordamos los consejos de ancianos, en otras culturas ejemplares, y suponemos que el jurado no tiene que materializar un castigo al culpable. A los efectos de no vulnerar una inclusión ecuánime, nos parece más importante considerar la aptitud psicológica de cada uno de los integrantes, y, en ese terreno, no es un impedimento la edad, ni la discapacidad motriz.

– – –  Vamos a leer textos publicados, que no nos pertenecen, referidos al medioam.urbano.

La contaminación acústica provoca alteraciones del sueño, aumenta la presión arterial, puede conducir a enfermedades del corazón y es un importante peligro para la salud pública, según afirma un informe que presentó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El artículo 41 de la Constitución de la Nación Argentina (en la reforma del año 1994) garantiza a todos los habitantes el derecho a un ambiente sano y equilibrado y establece la obligación de particulares y autoridades de preservarlo.

Publicada por el diario El Litoral. Título: ¿Qué pasa en Santa Fe?

Contrariamente de lo que sucede en otras ciudades argentinas, en Santa Fe el tratamiento de este tema es más light y permisivo, con muchos que opinan que los jóvenes son un producto de la sociedad con derecho a divertirse y que el negocio de la noche, además de entretenerlos, también genera nuevos puestos de trabajo.

Teoría que al parecer han comprado muchos funcionarios agregando que, por cuestiones de seguridad, esos centros de diversión es preferible que estén concentrados y emplazados próximos o directamente enquistados en la propia trama urbana, algunos pegados a zonas residenciales. Estas teorizaciones evidentemente no consideran que los derechos de unos terminan donde comienzan los de otros y que los ruidos que se generan desde los boliches (música a alto volumen, gritos, escapes de autos y motos, etc.) perjudican seriamente a los vecinos. Daño que no sólo impide el necesario descanso sino que, además, baja notablemente el valor de las propiedades por las cuales el propio municipio sigue cobrando altos impuestos.

El mismo diario publicaba, en el 2011, que el uso de la Estación Belgrano, está restringido a exposiciones y convenciones.  Ahora, aportamos un par de renglones, con nuestro comentario. No sabemos si las convenciones necesitan música fuerte y ocupar, como si fuese una feria, el espacio público sobre calle Avellaneda, pero esto es lo que denuncian los vecinos, que suman reclamos y presentaciones, hace años, inclusive al Juzgado Federal, por las irregularidades, de todo tipo, del boliche Barrio latino, ahora potenciadas porque, dicen, que se está programando jazz en vivo, todos los jueves, a pesar de estar habilitado como bar.

 

 

– – – – – Y hace poco tiempo, el ingniero Víctor Pochat recibió el premio “Agua 2018”. Por primera vez, en la historia, otorgado a un investigador argentino.

La Fundación Príncipe Alberto de Mónaco nace en el año 2006. Fue fundada por el Príncipe Alberto, por lo que lleva su nombre. La fundación procura destacar a personalidades y organizaciones por sus acciones ejemplares en favor del medio ambiente y de la preservación del planeta, y en cada uno de los tres campos de acción prioritarios de esa fundación: la lucha contra los efectos del cambio climático, la preservación de la biodiversidad y el acceso al agua, y la lucha contra la desertificación.

Y como para tener una idea de la trayectoria, y el trabajo, del ingeniero Victor Pochat, citamos algunas funciones

CONSULTOR INTERNACIONAL en Planeamiento y Gestión de los Recursos Hídricos.

CO-DIRECTOR CIENTÍFICO de la plaza temática y catálogo “Agua Compartida”, en la Exposición Internacional “Agua y Desarrollo Sostenible”.

PROFESOR TITULAR de “Planeamiento de los recursos hídricos”, Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas, Universidad Nacional del Litoral PRESIDENTE del Instituto Argentino de Recursos Hídricos.

También ha sido presidente del Consejo Intergubernamental del Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO, coordinador de este Programa para América Latina y el Caribe y Miembro del Comité Directivo de la Asociación Mundial para el Agua (GWP).

Creo que ustedes ya pueden tener una idea sobre la sapiencia y autoridad del ingeniero Victor Pochat, a quien saludamos y felicitamos, por el reconocimiento internacional recibido, el domingo pasado, ya que compromisos contraídos no le permitieron tener un diálogo extenso con nosotros, pero hoy si, vamos a tener la posibilidad de dialogar, y tener una visión autorizada, sobre algunos de los problemas que nos preocupan, y venimos planteando desde hace muchos años. En principio, vamos a describir, brevemente, tres de los temas que están más cerca del bienestar y de la salud de la gente.

Pero primero vamos a repetir el encabezamiento que ya hicimos, porque nunca es suficiente remarcar e internalizar estos conceptos: Solo el 25 % de la superficie del universo es tierra, el resto, es decir el 75 %, es agua.
Casi igual a nuestro cuerpo, en donde el 70 % es agua. Por eso, si no tomamos agua morimos en unos pocos días.
El 96,4% del agua del mundo es salada. De ese 3,6% de agua dulce del mundo, la mayor parte está en los hielos y otros lugares casi inaccesibles, y solo el 0,02% en los ríos, de donde se puede tomar fácilmente para que podamos seguir viviendo.
Graficando: si el agua total del planeta fuese una pelota de basquet, el agua dulce sería una de ping pong. Pero el agua dulce, que puede conseguir el hombre; un grano de maíz.

Más de mil millones de personas no tienen acceso al agua potable. De 6 a 8 millones de personas mueren anualmente por problemas relacionados con el agua. La falta de agua potable es la segunda causa de muerte de niños menores de cinco años. Según datos de Unicef, muere un niño cada 15 segundos.

Y pintando nuestra aldea, para pintar el mundo, vayamos a algunos de nuestros problemas más cercanos: uno de ellos es el agua potable.

La Ley 10360, dice: LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA SANCIONA CON FUERZA DE LEY: Art. 1.- Declárase de interés prioritario para la Provincia de Santa Fe, el estudio y las construcciones necesarias para la rehabilitación del acueducto Colastiné – Santa Fe con el fin de obtener agua cruda, para la ciudad de Santa Fe, libre de contaminación extrema; tal el caso de la actual toma provisoria, desde hace más de 30 años, sobre el río Santa Fe, ya que la calidad de esta agua garantiza la ausencia de riesgo sanitario;, además del ahorro en productos químicos, y cloro, para potabilizarla  Robert Morris, investigador de Wisconsin, dice: “La relación entre el cáncer y  la resultante del tratamiento del agua potable con cloro, parece ser mayor a medida que se aumentan las dosis de cloro”. Y el consejo medioambiental de E. U. determinó que  el riesgo de CÁNCER entre quienes BEBEN AGUA CLORADA es un 93% más alto que entre aquellos cuya agua no contiene cloro.

Vayamos a los efluentes cloacales, La Ley 2.797 prohíbe el volcado de aguas cloacales y residuos industriales sin tratamiento a los ríos Data de muchos años atrás y es fundamental para el medio ambiente y, específicamente, para la salud de las personas, y el estado es responsable de la salud de la población.

El tema es que los efluentes cloacales se arrojan al río, sin ningún tipo de tratamiento. Decía el Ing. Mayol, junto a otros especialistas en un acto realizado en la UNL: la falta de tratamiento espanta ante el hecho actual del efectivo grado de contaminación orgánica y bacteriana de todos los cursos de agua que rodean a Santa Fe.

La empresa  que provee agua potable, y la institución que controla el cumplimiento de las leyes, que protegen la salud humana, tienen integrantes que son parte del estado. Estado que tiene la obligación de proteger al ciudadano. Hay numerosas leyes que simplifican la tarea, y que solo deben ser cumplidas, pero, como dijo León Tolstoi:  ES MAS FÁCIL HACER LEYES QUE GOBERNAR.

Y para no apabullar a nuestro amable invitado, vamos a tratar de tener su concepto, sobre los humedales

Más de 40% de las especies de flora y fauna del mundo y 12% de todas las especies animales se encuentran en los humedales de agua dulce; y algunas de ellas no habitan en ninguna otra parte del mundo. Y aquí tenemos que repetir el concepto de Bradley Cardinale profesor en la Universidad de Michigan (EEUU): “La diversidad de un hábitat natural permite limpiar los contaminantes que se liberan en el medioambiente, por lo que la pérdida de la biodiversidad, causada por la extinción de especies, podría poner en peligro la capacidad del planeta para limpiar lo que el ser humano ensucia”. Y esta biodiversidad depende de los humedales.

La Constitución nacional, el art. 2340 del Código Civil, la ley federal 25675 y, en nuestra

provincia, la ley 11717 disponen la protección de los humedales y del medio ambiente. Pero, lamentablemente no es así.

Es evidente que, en un municipio como el nuestro, en el el 70% de los 268 km2 son humedales, el cumplimiento de estas leyes son fundamentales, prioritarias y obligatorias, en pro del bien común y del futuro de la humanidad, ya que, la misma Constitución, en su articulo 24, referido al dominio de los recursos naturales, dice: “corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio”.

Sin embargo, los ganaderos sacan de sus campos los animales para sembrar soja y los mandan a las islas. Allí, los pobres irracionales, producen una degradación del suelo y de la vegetación, y sus racionales y lúcidos dueños, realizan quemazones, sin importarles la flora natural y la fauna autóctona, y ponen alambrados y hachan árboles en las bocas de los cursos de agua, para que se sequen, hecho repetido que ha hecho desaparecer numerosos cursos de agua. Y todo, con el conocimiento y a la vista, de las autoridades.

Y ahora si, luego de escuchar El agua es la vida, el tema del canoero, que nos identifica, dialogamos con el Ingeniero Víctor Pochat, nuestro premio “Agua 2018”

MUSICA: EL CANOERO – EL AGUA ES LA VIDA