Progr.10-VI-18. Fútbol-Día del period.-Medioambiente

Progr. 10-VI-18 Audio completo en

http://www.ivoox.com/26457377

Lo escrito, en: www.arribando.com.ar

Documental “Sobre el agua”, en:

https://youtu.be/vy_phBhnza0

Hoy, nuestro tema principal estará dedicado a redimir un día que no tiene prensa ni parece importarle a alguien. El día mundial del medioambiente.

Y zarpamos con lo difundido, hoy, masivamente: y una mirada al medioambiente patrio.

Hay algo imposible de no ver; la mayoría de los mejores jugadores de fútbol, provienen de los países peores desarrollados, y el nuestro es un gran proveedor de futbolistas a nivel mundial. Es evidente que este negocio/deporte va de la mano de la idiosincrasia del pueblo y, en esta parte del mundo, ha pasado a ser tan importante, que nuestro maestro periodista, Ryszard Kapuscinski, ha dicho: “En América Latina, la frontera entre el fútbol y la política es tan tenue que casi resulta imperceptible”, y no necesitamos viajar para verlo, lo tenemos al lado nuestro, y solo hace falta un minuto para analizar a dirigentes del fútbol y del país.

Seguramente, y como buenos argentinos que somos, vamos a hablar de ellos, como si no tuviésemos nada que ver, pero no fueron ellos los que hicieron la iglesia maradoniana, por ejemplo. Los dirigentes salen del pueblo, y se acomodan, en mayor o menor grado, a lo que el pueblo quiere, y esta semana, el gobierno del fútbol, nos hizo caer un poquito más abajo, en el estrato mundial, resolviendo temas religiosos y políticos, a nivel internacional, al estilo argentino futbolero… casi lo mismo que decir político.

 

– – – – -7 de junio, día del periodista. Como saludo, una frase de nuestro maestro: Ryszard Kapuscinski. “El trabajo de los periodistas no consiste en pisar las cucarachas, sino en prender la luz, para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse.
En 1947, en la Universidad de Chicago, se planteó la Responsabilidad Social de la Prensa, y las obligaciones de los medios ante la comunidad que, siempre decimos; deben cumplir una función social. Estos valores tienen que ver con la educación y el enriquecimiento de la sociedad, y creo que el idioma y el buen hablar son parámetros de la cultura.

Quienes somos periodistas, y los medios de comunicación, debemos tener claro nuestra función, a partir del lenguaje genuino, que tiene que ver con la inclusión y la comunicación con otros pueblos, que hablan nuestro idioma.

Desde ya que lo preponderante depende de la evolución de un país, y de la cultura de su pueblo, y, lamentablemente, en el nuestro, el entretenimientos, la cursilería, los chismes de uno de los sectores más improductivos, y el fútbol, es lo más rentable, y ocupan la mayor parte de los medios y de la tele.

Somos concientes que gran parte de la realidad no es grata, pero hay realidades que debemos saber y tratar de revertir por nuestro futuro, el del prójimo y, en definitiva; la vida de todos. Ese es nuestro rumbo, aunque sabemos que navegamos con viento y corriente en contra. Pero siempre aparece, aunque sea pequeña, una luz de esperanza; hace unos días se otorgó un premio, de la televisión, a un programa sobre el medioambiente, lo que era impensado hace unos años, y representa un atisbo de toma de conciencia, ante un problema que preocupa a todo el mundo desarrollado.

Tal vez sea la envidia lo que hace quejarnos, pero, nosotros, tratamos de hacer honor a la función de los medios de comunicación y, mientras nos esforzamos en pro del bien común para lograr tener 50 minutos, cada semana; el fútbol puede ocupar unas diez horas, en un solo día.

Saludamos a todos los periodistas útiles del país, y finalizamos con una frase de Joseph Pulitzer, que todos debemos tener presente, si queremos lo mejor para nuestros connacionales: «Una prensa cínica, mercenaria y demagógica producirá un pueblo cínico, mercenario y demagógico».

 

– – – – – Y, como todo tiene que ver con todo, según Anaxágoras, todos los argentinos estamos informados, a cada momento, cuánto falta para el mundial, y todo lo que tiene que ver con el fútbol, del cual depende el futuro emocional de una gran parte del país, aunque el futuro, realmente importante, no está relacionado con el fútbol; yo diría que está en las antípodas. Paralelamente a esta gran estructura comunicacional futbolera, nadie pudo escuchar que el día 5 de junio, el martes pasado, fue el día mundial del medioambiente. La argentinidad al palo.

Un breve aporte didáctico y enriquecedor. Medio, es lo que está entre dos extremos. Ambiente procede del latín ambiens (“que rodea”). Cuando se escribe medio ambiente, separado, se construye una frase, y, técnicamente, un pleonasmo. Es decir que se utilizan dos palabras redundantes, como subir arriba o bajar abajo, porque ambas palabras contienen significados parecidos. La RAE dice que medioambiente es una sola palabra, y su plural; medioambientes o medioambientales.

El medioambiente es un sistema formado por elementos naturales y artificiales que están interrelacionados y que son modificados por la acción humana. Se trata del entorno que condiciona la forma de vida de la sociedad y que incluye valores naturales, sociales y culturales que existen en un lugar y momento determinado.

Ahora que sabemos que al medioambiente lo hace la acción del hombre, esto es el conjunto de todos los elementos naturales, artificiales y culturales, es decir; todo. Hacemos un llamado a la totalidad de los colegas comunicadores para que colaboren con el medioambiente y aporten a la cultura y a los valores fundamentales de las personas.

Ponemos en Internet; preocupación mundial, y aparece el medioambiente. Leemos: Según un estudio realizado por la Universidad de Oxford y la consultora Nielsen el 78% de la población mundial manifiesta estar muy preocupada por el medio ambiente.

Por favor; escuchen bien para que no haya dudas, y quede claro, que es el medioambiente, ya que una gran mayoría lo siente como algo propio de la ciencia, de los ecologistas y cerca de la teoría y la especulación, pero muy lejos de la realidad de la gente común.

Integran el medioambiente, repetimos, todo lo que nos rodea. De éste entorno obtenemos agua, comida, combustibles y materias primas que posibilitan la existencia de vida. Del medioambiente, que nosotros generamos, dependen los recursos naturales, y de los recursos naturales dependen nuestras vidas. El aire y el agua están contaminándose, los bosques están desapareciendo, debido a los incendios y a la explotación excesiva, y numerosas especies de animales se van extinguiendo por el exceso de la caza y de la pesca.

¿Y porqué volvemos sobre un tema que hemos tratado tanta veces en este programa? Porque, hace más de un año, recibimos un folleto, y, seguramente muchos de ustedes también, distribuido por el gobierno. Era muy marketinero, con la foto de una señorita, la máxima autoridad con niños pobres, en varios pliegos y a todo color, en donde se publicitan más de 100 obras para la ciudad, y se mencionan todas las áreas; histórica, seguridad, educación, etc.

El medioambiente no figuraba, pero pensamos que nuestra crítica iba a obtener algún resultado, y, este año, se iba a tener en cuenta el medioambiente.

Yo se que somos argentinos y a nosotros nos pasa nada, pero no es la gente común la que hizo el folleto; es el gobierno. Y mientras el mundo se preocupa por el medioambiente, los humedales, la biodiversidad y los recursos naturales, como factores fundamentales en la vida actual y futura de la gente, quienes son responsables de cuidar la nuestra, lo ignoran.

Pensamos en los años que llevamos pidiendo se emitan consejos, en las continuas fiestas al lado del río, para que el agua no sea el basurero de los asistentes, que no se arrojen cientos de vasos plásticos al río en los maratones acuáticos y tantos pedidos para evitar la polución y los ilícitos que afectan los recursos naturales. Y nos rebelamos porque todos los pedidos que hacemos, no exigen ningún gasto; solo conciencia, buena voluntad, acción y respetar las leyes.

Lamentablemente, el ser humano hace lo posible por atentar contra su propia especie y contra las demás, a través de diversas acciones que afectan a cada uno de los elementos que componen el medioambiente. Comenzando por el suelo, el agua y los residuos inorgánicos arrojados en la naturaleza, que constituyen una auténtica bomba de tiempo.

Pero, como creemos que es clave no darse por vencido y que esto implica, entre otras cuestiones imprescindibles, actualizar e insistir permanentemente el tema, para que, todos, tengamos claro que es el medioambiente y la importancia concreta que representa para nuestras vidas, y la de nuestra descendencia. Recordamos la prédica de la ONU: «La defensa y el mejoramiento del medio humano, para las generaciones presentes y futuras, se ha convertido en meta imperiosa de la humanidad», e invitamos al Ing. Mario Amsler, investigador Independiente del INALI/CONICET/UNL, y Profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas, para conversar sobre algunos temas relacionados con la interacción entre nosotros y el vasto complejo fluvial que nos rodea, es decir, los componentes esenciales de un medioambiente rico, vital, intrincado, y magnífico.