Progr. 3-I-15 – 3er. AÑO-CAMBIO CLIMATICO

*Hoy es el tercer día de un nuevo año y el tercer año de Sobre el agua, con asistencia perfecta de su timonel, por eso nos vamos a tomar una licencia inicial para decir algo sobre el programa.

Hacía poco tiempo que habíamos comenzado Sobre el agua cuando el Papa Francisco dijo: cuidemos el medioambiente. No somos fervientes católicos pero para nosotros fue una gran alegría y lo elegimos padrino.

Ustedes pensarán que somos medio tontos, pero no; tenemos nuestra razón.

Para hacernos entender; días pasados, en un espacio musical, en donde los oyentes pedían temas, el locutor se sentía gratificado y feliz por la cantidad de gente que se comunicaba. Seguramente pasa lo mismo en los programas de entretenimientos o que hacen regalos y la participación es numerosa y complaciente, y ni hablar de programas, como el de Tinelli, en donde el rating es la envidia de los sedientos de fama o dinero.

¿Se entiende? La música alegra, lo frívolo entretiene, los regalos agradan, y la cantidad de gente que ve o escucha un programa, lo hace económicamente conveniente, o no, y es así como funcionan, hoy, la mayoría de los medios de comunicación, en base a la ley de oferta y demanda.

Pero ¿Ustedes creen que la mayoría de la gente que se adhiere a esos programas piensa en el prójimo o va más allá de su interês personal?

Pero todo lo dicho, no sirve. La realidad es que muchos, haciéndose ver, gratifican a quienes lo hacen y aumentan el rédito del programa  y del medio.

¿Saben la definición de complaciente?  Que está interesado en complacer a los demás, concediéndoles lo que piden o no criticando sus errores. Nosotros, para bien o para mal, no somos complacientes, y a nadie le gusta que le digan lo que está haciendo mal, y lo que se está haciendo mal es lo que atenta contra la salud de la gente y el futuro de la humanidad ¿Les parece poco?

Por eso nos plantamos ante el poder y los intereses particulares para defender el bien comûn, y creemos que en cada programa hacemos miles de obsequios para quienes son solidarios y valoran nuestros regalos, que son positivos para ellos y su descendencia.

Nuestra posición es firme y clara, y vamos a terminar con frases de gente sabia, en las que encontramos sustento para seguir adelante; la primera; «Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones.» (Séneca),

No alentamos participaciones masivas complacientes, por eso nos apoyamos en gente valiosa, como el Papa, en quienes se acercan o colaboran para apuntalarnos y en nuestros escuchantes generosos y solidarios que se preocupan por el mundo en que vivimos. A cada uno de ellos lo multiplicamos por mil y nos sentimos plenos. A todos ellos, y a la Universidad Nacional del Litoral que, hasta ahora, nos permite cumplir una función social, nuestro reconocimiento y valoración, porque sentimos que se han priorizado valores fundamentales, ante intereses mezquinos. Y aquí la segunda frase, de Albert Camus, planteando la conciencia de los hombres de hoy;  «Si lo más importante es el dinero, entonces lo más importante no es la vida. Así que dejémonos de hipocresía, vamos por el dinero sin respetar la vida».

Y como final, tratando de clarificar el mundo de las comunicaciones modernas, agregamos la radio a una frase de Clive Barker, que sostiene

que existe un mundo subyacente y oculto que convive con el nuestro. y dice:

«La televisión es el primer sistema verdaderamente democrático, el primero accesible para todo el mundo y completamente gobernado por lo que quiere la gente. Lo terrible es precisamente lo que quiere la gente.»

Nosotros decimos; sigamos aportando a lo que necesita la gente.

 

No nos tilden de pesados. Luego de comenzar Sobre el Agua, y como ya les contamos, el Papa Francisco pidió cuidar el medio ambiente. Luego la OMT lanzó el lema: Turismo y agua, proteger nuestro futuro común, el gobierno provincial dijo que ve ríos y lagunas como fuentes de vida y la ONU declaró al año 2013 como Año Internacional de cooperación en la esfera del agua; EL AGUA FUENTE DE VIDA. La UNL incorporó el medioambiente a una carrera de pos grado, con la participación de la Universidad de Limoges, Francia, y nos invitó a participar en una jornada sobre; La ciudad y el río – La protección de las islas. Estamos orgullosos de aportar nuestro limitado esfuerzo a un tema declarado preponderante y urgente a nivel internacional, y les pedimos que tomen conciencia de ello. La incorporación de la maestría ambiental en la Facultad de Derecho es fundamental para una toma de conciencia, y representar un ejemplo para el traslado del tema al horizonte de los adolescentes. Debemos revertir conceptos primitivos que aun están internalizados en la mayoría de los adultos.Para patentizar el tema y aportar una evidencia manifiesta de la realidad que debemos revertir; va el relato de una situación vivida.  Un grupo de alumnas de una escuela secundaria me distinguieron pidiéndome opinión sobre un trabajo a realizar y un proyecto que en la escuela desaprobaban.El tema planteado para el trabajo, que debían hacer, era la violencia.Ellas propusieron la violencia con relación a la naturaleza y, específicamente, hacia los ríos. Parece ser que recibieron objeciones, porque les planteaban que, para que haya violencia tenía que haber una pelea o algo parecido.Desde ya que si sus referentes les planteaban una inadecuada elección, sus ideas y voluntades debían ser modificadas.Al evidenciar que dudaban de su decisión, les pregunté: Si vos agredís a alguien que no puede defenderse ¿Eso no es violencia?Si vos ensuciás a una persona discapacitada ¿Eso no es violencia? Los antónimos, o lo opuesto, de respetar son, maltratar, despreciar. ¿Y qué  es no respetar a la naturaleza?Comprendieron, se convencieron y reforzaron su voluntad de defender a la naturaleza.Seguramente, cuando sean adultas, ellas serán agentes de cambio, pero, mientras tanto, todos estamos comprometidos y, principalmente, quienes tienen poder y deben hacer cumplir la ley General del Ambiente nº 25675, que define el daño ambiental como toda alteración relevante que modifique negativamente el ambiente, sus recursos y el equilibrio de los ecosistemas, y dispone que la legislación provincial y municipal deberá adecuarse a esta ley.Afortunadamente hay personas que nos dan fuerzas y esperanza de un cambio, y aportan ciencia, conocimiento y trabajo para lograrlo.Luego de una pequeña pausa, estaremos con alguien digno de escuchar.PAUSAEstamos don el Dr. Pablo Canziani, profesor universitario, investigador del Conicet, integrante de equipos de la ONU y de la NASA y del premio Nóbel 2007, entre otros muchos atributos.

 

*El consumo creciente de productos cárnicos es desde hace 30 años lo que más impacto tiene en el consumo de agua, un fenómeno que se prolongará durante toda la primera mitad del siglo XXI, según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) son necesarios 3.500 litros de agua para producir un kilo de arroz, en tanto que para producir un kilo de carne de vacuno se precisan 15.000 litros de agua. (Hoekstra y Chapagain, 2008).